El Tiempo Luque / Aeropuerto

Aumentar

Disminuir

tamaño
de texto


 


CAPITULO I
La propiedad privada durante la conquista, la colonia y en la actualidad


 

Domingo Martínez de Irala
 


En Luque la vida se disfruta el doble, por la naturaleza y el ecosistema de esta área regional, que se caracteriza por la vegetación de transición entre; la vegetación cerrada y el bosque abierto, definido por los botánicos y biogeógrafos como un bosque ombrófilo abierto. La naturaleza en Luque hace un escenario paradisíaco rodeado de una vegetación exuberante, apta para quienes deseen comenzar a vivir a Luque, lejos del mundanal ruido, cerca de la ciudad y muy cerca del paraíso.
Coloquios Coloniales

Vivir cerca de la naturaleza desde tiempos inmemoriales ha sido el bien la raíz del ser humano tomando en cuenta que en el Paraguay se encuentra la reserva más grande de agua en el mundo, no obstante, la mayor parte de los acuíferos están a poca profundidad y desempeñan un papel discreto pero constante, dentro del ciclo hidrológico presente en ríos, lagos y arroyos y hasta en nuestras propias casas.

Como ya se ha afirmado en anteriores ocasiones, y desde una óptica económica del conflicto -otra cosa es el plano jurídico-, el gran error que sigue cometiendo la historiografía Paraguaya es considerar al modelo urbano y al rural excluyentes, contrapuestos, beligerantes, corporativistas y rígidos, sin tener en cuenta los intereses particulares de cada uno de los protagonistas.

Familia y organización social en Europa y América siglos XV - XX

En Paraguay no existió el feudalismo, los conquistadores ya traían las reglas hereditarias instauradas en España en el siglo XIV. La lucha entre el modelo banderizo y el urbano se debe, más bien, al intento por cada una de las partes implicadas en capitalizar y monopolizar los beneficios que comienzan a reportar los recursos naturales, las actividades industriales y comerciales de las localidades costeras de Paraguay. Así nacen los "yerbatales" y la extracción de maderas, el trabajo que esclavizo con la extracción de hierba mate y maderas, a familias enteras, a lo que le siguieron sus descendientes, junto al "Menzu" jefe de familia.

Los Parientes Mayores, nombre dado a los viejos de una familia -el abuelo- fue traído a América por los conquistadores españoles desde el siglo XV -como dice Bartolomé Clavero, Mayorazgo- en desventaja, por las concesiones y la presión real a favor de las villas, cuyos órganos de representación, la Hermandad y las Juntas Generales, van paulatinamente fortaleciéndose, tratarán de hacer valer sus privilegios para poder controlar dichos recursos y sus beneficios.

A pesar de controlar y monopolizar las factorías, los Parientes Mayores y la nobleza rural no contaban con el control sobre los recursos necesarios para su fabricación y actividad (caña, leña y madera, canteras, aguas y ríos, a más de la fabricación de objetos utilitarios), ni controlaban la fase final de comercialización de los productos, ambos en manos de criollos nativos que habían aprendido el oficio de sus Mayores venidos de Europa, y que eran hombres libres. (Bartolomé Clavero, Mayorazgo y propiedad feudal en Castilla, 1369-1836, Madrid, 1976, pp. 118-119).

Estas reglas venidas de Castilla, fueron las que se impusieron en la conquista, pasaron a la época colonial manteniéndose hasta la llegada del dictador Alfredo Stroessner al poder desde el año 1954 al 1989. Este poder fáctico sobreviviente, termino con la llegada al poder de este nuevo orden basado en la fuerza más que en la razón, esto se interpreta de la siguiente forma; "...a los amigos del régimen todo, a los opositores, cárcel, destierros y palos, a los indiferentes, la aplicación de la Ley basada en que estos no merecen tener bienes". .

Con Stroessner terminaron, la esclavitud, los yerbatales y la extracción del tanino en Puerto Casado, aunque permanece el fenómeno autoritario en el alma del paraguayo, con el paso de las generaciones es posible que termine. Un claro ejemplo de esto es pensar que; "quien recibe una propuesta de trabajo tiene que agradecerlo, y quien da el trabajo se siente por encima del trabajador", aún no se comprende que el trabajo es un derecho natural, como la libertad.

Escribía Rafael Barret en los albores de 1900; "Sus habitantes, fueron descendientes de los mismos campesinos, salvo contadas excepciones, quienes más tarde se empobrecieron con las riquezas madereras del norte, trabajando como peones primero y en condición de semiesclavitud hasta casi mediado el siglo XX en Puerto Casado, y en los yerbales de Alto Paraná". (Del periódico "Germinal" de Rafael Barrett).

Entre 1954 y 1985, con Stroessner nacieron; el Instituto de Previsión Social, el trabajo de 48 horas por semana, la bonificación familiar, seguro por accidentes, un salario mínimo fiscalizado por el Gobierno y efectivizado en dinero, no en vales de almacenes.

Al margen de lo anterior, dentro de las consecuencias del proceso derivado de la lucha de "bandos", el primero de los que se han mencionado, la institución del mayorazgo, permitió evitar la fragmentación de los bienes familiares y vincularlos a un único heredero, para lo que previamente se determinaba la línea de sucesión, en función del sexo y la edad, nace la sucesión.

Como bien señala Bartolomé Clavero, el mayorazgo supo hacer frente a todos los peligros que acechaban los patrimonios familiares: Frente al estado feudal el mayorazgo -en España- derogó las cláusulas de reversión y mantuvo la inconfiscabilidad de los bienes; frente al capital comercial y usurario el mayorazgo optó por el subterfugio de los censos y alcabalas; y, finalmente, frente al colonato el mayorazgo prohibió la enfiteusis y los arrendamientos a largo plazo. (Estas ideas llegaron intactas a las Indias) (José Ángel Lema Pueyo, "Por los procuradores...Op. cit., p. 61).

Uno de los casos más esclarecedores, sin duda, es el que protagonizaron Elisa Alicia Lynch y Francisco Solano López, con ideas venidas desde los albores de la Conquista. Esta francesa, llego impregnada de resabios antimonárquicos e independentistas, con ideas Republicanas, hizo sentir su rechazo a la monarquía lusitana apostada en Brasil.

En cuanto al supuesto progreso de nuestra la burguesía y fáctica -Ejercito e Iglesia Católica- criolla venida desde la conquista, creemos que se ha actuado bajo ciertos prejuicios, principalmente derivados de la consideración del mundo rural y urbano como algo separado y claramente diferenciado, como que la sociedad colonial del Paraguay, a la cabeza el Pa'i Fidel Maiz, (año 1875) que mando expulsar a la madame del Paraguay. No aceptó la unión de Solano López con la Madame. Situación que se recuerda hasta nuestros días.

Se insiste una y otra vez, que desde 1560, a pesar de que los Parientes Mayores expulsados de Paraguay -Albar Muñes Cabeza de Vaca, del Ñu Guazu por apropiarse de unas cuantas palmeras, recibieron el perdón real a cambio de jurar las ordenanzas de la Hermandad, la iniciativa quedó en manos de los grupos dirigentes de las villas, quienes con la ayuda de la Corona castellana supieron sacar beneficio del enfrentamiento entre criollos y realistas -Fernando Monpox, Antequera y Castro- e impusieron a los Parientes Mayores una fuerte marginación política.

"No obstante, los mismos autores que realizan esas afirmaciones reconocen que en determinados momentos, las diferencias entre los Parientes mayores y las villas no fueron tan claras, puesto que los primeros logrando manipular para sus fines algunas de las hermandades creadas por las villas, del mismo modo que una vez asentado el nuevo poder, trataron de influir por diversas vías en sus órganos locales y provinciales de decisión.
En este últimos supuestos, sin embargo, cabe afirmar que desde 1460 Enrique IV permitiera a los Parientes Mayores levantar sus casas, siempre y cuando se erigieran en distintos lugares de los que ocuparon antiguamente y no tuvieran torres ni fortalezas, se abrió paso a un período marcado por la erección, fabricación y reparación de casas-torre y palacios, que dejaron a un lado su función defensiva para representar a las nuevas casas nobles en España.

Es curioso atestiguar el hecho de que muchas de las casas-torre y palacios que se construyeron en algunas villas guipuzcoanas entre mediados del siglo XV y el siglo XVII, fuesen sus propietarios Parientes Mayores o no, mantuvieron las señas de identidad de las casas fortificadas en la construcción de sus nuevos palacios y residencias de aire renacentista.

No obstante, con la llegada de la Independencia Nacional, el derecho a la propiedad cambio en el Paraguay. En 1814, Fulgencio Yegros y Rodríguez de Francia decretaron; "prohibir el casamiento de cualquier varón europeo", con alguna dama de la colonia de linaje europeo. Este decreto fue más extenso en 1828 y alcanzo a cualquier latinoamericano, casarse con una mujer que viva en el Paraguay, fue el momento en que se crearon las elites en el país. De esta forma, el derecho de sucesión solo alcanzaba a las familias bajo el amparo de la Santa Iglesia Católica.

A mediados del siglo XVIII el Paraguay contaba con el 35% familias casadas, el 50% eran madres solteras, el 60% de los niños nacidos eran hijos ilegítimos o naturales. Esto dio pie a la otra historia en el Paraguay pos-colonial. El prejuicio social alcanzo a la pareja del momento, la del Mcal. Francisco Solano López y su compañera, la madame Alicia Elisa Lynch, estos fueron aborrecidos por la sociedad asuncena, siempre instigada por la Iglesia Católica, quien era la que en cierta medida, ponía el marco a la moralidad en la población. Así esta pareja sin ningún escrúpulo vivió una vida escandalosa y sin ética.

Por ejemplo, en el libro de la historiadora Ana Barreto Valinotti de ediciones El Lector, Pág. 50 se lee; "Las tierras compradas durante la guerra. Aunque, madame Lynch había dicho que empezó la compra de propiedades de tierras en 1866, un año antes adquirió susceptiblemente dos propiedades del Estado paraguayo: la primera, lo que hoy es Formosa de 4.500 km2 y 33.000 km2 al norte del río Apa, ambos territorios en disputa, tal como lo cita Carlos Pastore. Francisco autorizó la venta de estas tierras públicas.

"Casi todos los bienes que pasaron a engrosar su lista fueron adquiridos muy devaluados de precio, algunos a sus propios dueños; otros de propiedad del Estado. Según ella misma lo explicó, para dar la sensación de normalidad y confianza a las personas, lo cual, en parte, era muy poco creíble, ya que nadie podía vender sus bienes e irse del Paraguay "porque sí", y nadie vino al Paraguay para invertir"
"En EXPOSICIÓN Y PROTESTA, se detalla una lista de 32 inmuebles, la mayoría comprados durante la guerra, por un valor de 174.835 pesos, que son 34.967 libras. -por otro lado- dice Rodríguez Alcalá que al tener 5.412.000 hectáreas, "si se tomasen como referencia el precio más bajo que podía pagarse en el mercado -1.800 pesos en ese entonces-, el valor de las 3.105 leguas hubiera ascendido a las 1.117.800 libras esterlinas". La situación actual de las cosas tampoco era la ideal para hacer negocios, muy especialmente para la contraparte, pero aún así, si se justificaba o no, los 29 pesos que ella pagó por legua, tendría que ser visto de otra forma y atendiendo a otros intereses. En caso de derrota, ¿López preveía así que ciertas tierras estatales pasen a sus hijos, en el supuesto caso que el Paraguay desapareciera?

Por otro lado, -continúa la autora- no se puede dejar de considerar que la situación económica empezaba a volverse asfixiante: Elisa no obligaba a los propietarios privados a despojarse^ de sus tierras, pero sí que, al entregarlas lo hacían al precio que fijaba la "única persona" que estaba en capacidad de adquisición. De todos modos, ésta era una vieja práctica que la familia López usó numerosas veces: decidir el precio que se compra y que se vende.

En el caso concreto, contamos con que Antón de Luque que venía de una ciudad con fortificaciones pero al más estilo renacentista y urbano, más tarde seria contratado de construir en el valle de las Salinas en Luque y que termino en una fortificación llamada "El Presidio de las Salinas", erigido por la rama urbana y mercantil de Asunción. Existen claras reminiscencias medievales en el casco antiguo de Luque.

Ser libre como ciudadano, requiere por tanto que las acciones del estado reflejen la voluntad de todos los ciudadanos, ya que, en caso contrario, los excluidos se verán en una situación de dependencia respecto de las voluntades de aquellos que impulsan la acción del Estado. En el 2011 se cumplirán 200 años de nuestra independencia de España, hechos como los relatados pueden llegar a enseñar lo joven que es nuestra República.
 


CAPITULO II
Cautivados en el Mburuvichá Cario



"Don Juan de Salazar y Espinoza de los Montoneros, caballeros de la orden de Santiago, un 15 de agosto de 1537, regresaba de su vano intento de socorro al infortunado Juan de Ayolas. Allá arriba en el paraje que decían Candelaria sobre el dorso plateado del rio de los paraguaes, quedaba Irala con sus dos bergantines carcomidos por la espera imposible" relata Carlos Zubizarreta (*) en un fragmento de "Historia de mi ciudad".

"Al igual que Ayolas e Irala, Salazar y los suyos ya conocían el sitio de cautivante hermosura tropical y la acogedora hospitalidad de los carios guaraníes que lo poblaban".
Sobre la nobleza y generosidad de los nativos guaraníes han quedado algunos registros, Zubizarreta dice que "...el cacique Mburuvichá abasteció generosamente a la nave exhausta con provisiones que les permitieron subsistir hasta entonces" nos imaginamos esos días de sol intenso, como solo en Paraguay tenemos.

A pocos metros las aguas cálidas del río Paraguay, los guaraníes para las otras etnias que hoy sabemos que existen, habitaron estos lugares antes de llegar los europeos, hasta nuestros días. La agradable brisa de palmares y mángales les protegían de las temperaturas que en esos años, suponemos no eran elevadas, tomando en consideración que nuestro cielo a pesar de la contaminación en estos "tiempos modernos" aun se lo ve de un azul intenso.

Más de quinientos años después, o muchos más si incluimos los siglos antes de llegar los europeos, la imaginación nos llevaba a diversos lugares del pasado que relatan los libros.
Cuando Cristóbal Colon llegó a las Antillas Mayores, principalmente la Española (hoy Haití y República Dominicana) y luego a Cuba, los indígenas tainos le hablaron inmediatamente de la ferocidad de los indios llamados "caniba" o "canima".

Luego Colón en la Española en 1492 escribe por primera vez la palabra "caribe" refiriéndose a los que vivían en algunas islas de las Antillas Menores. Los tainos le relataron en Cuba, el 23 de noviembre de 1492, que esos "caribes" se comían a sus enemigos. Con seguridad se comunicaron con mucha dificultad pues el Almirante no tenía todavía ningún traductor. Sí tendrá un traductor taino (lo bautizaron "Diego Colón") a partir de su segundo viaje.
 
Este traductor era uno de los siete indios tainos (los primeros del Nuevo Mundo obligados a dejar su tierra original) que el almirante llevó a la fuerza para mostrar a los Reyes Católicos al regreso de su primer viaje.

Colón convertiría luego en sinónimos los términos "caribe" y "caníbal" en su famosa carta del descubrimiento (febrero de 1493), la que tuvo amplia difusión en Europa. Hoy día, únicamente por la información de documentos escritos por franceses e ingleses, pues no hay evidencias antropológicas o arqueológicas, se ha o. afirmado que fue cierto que los indios caribes comían carne humana. Los principales investigadores actuales coinciden sin embargo que aquella práctica hay que considerarla como un "canibalismo ritual".

 

Si hay belleza afrodisíaca en esos lugares es por culpa -¿gracias a...?- de esas tierras.
 

En una "canoa" (primera palabra indígena que Colón incorpora en su diario de octubre de 1492) podían ir 50 caribes. La canoa era hecha del árbol llamado Ceiba. Como eran guerreros constantes, durante 6 meses al año (desde julio a diciembre) desaparecían por las islas buscando prisioneros. Se dice que podían salir 500 caribes en sus canoas en aquella expedición de captura. Navegaban por las islas, principalmente las islas grandes donde estaban sus enemigos eternos: los tainos.

O sea que también la isla de Borinquen (hoy Puerto Rico) podía ser asediada, principalmente en noche de luna, y entrar por esta playa donde ahora, después de 515 años o más, leyendo una historia que tomó siglos en escribirse para que tuviéramos una idea aproximada de esos indios caribes.

Llegaron cientos de años atrás, quizás antes de Cristo, por el norte de Venezuela, de islote en islote, habitando las Antillas Menores.
 


CAPITULO III
Las mujeres lucían los duros senos erectos



En el libro o bitácora, Colon cuenta que los meses restantes, desde enero a junio, cuando se quedaban en sus comunidades, los hombres caribes se levantaban temprano, se lavaban en un río, se reunían a conversar o a tocar la flauta (hecha de los huesos de las piernas de sus enemigos o de madera). Las mujeres preparaban el desayuno, los peinaban (una característica de los indios caribes era su larga cabellera negra tanto en hombres como en mujeres y andaban desnudos). Luego unos iban a pescar en el mar o en los ríos. Otros quemaban árboles para preparar el lugar de cultivo.
O construían o reparaban las viviendas.

Cuando nos sorprendió la traición, llegó la Guerra de
 la Triple Alianza.

Hacían ciertos tipos de canastos tejidos, cueros, asientos de madera, pequeñas mesas de fibra, unos coladores tejidos para colar la harina de yuca (mandioca).

Los más adiestrados se ocupaban en hacer canoas para la expedición anual que comenzaba desde julio a diciembre. Otros construían arcos y flechas, algunas con un veneno mortal. Otros fabricaban las grandes macanas planas de madera dura, pulidas, adornadas en el mango. Con ellas aturdían a sus enemigos. O con un golpe más fuerte mataban de un certero "macanazo" en la nuca al que sería comido en una ceremonia especial.

Con luna llena entraban a una parte de alguna isla. Rodeaban el lugar donde estaban los indios y las indias tainas durmiendo. Con un gran alarido para causar miedo, a eso de las tres de la mañana, los atacaban. El objetivo no era matarlos a todos sino reunir una cantidad de prisioneros y prisioneras.

Eran llevados a sus comunidades. A los hombres capturados los hacían esclavos. No los comían sino que eran destinados a trabajar en sus tierras o en otros oficios. Con las mujeres cautivas tainas, que también se sabe que capturaron a mujeres mestizas, luego a africanas que se mezclaron.

Las tainas cautivas fueron las que fundamentalmente trabajaban la cerámica para los caribes. Oficio que por generaciones ellas realizaban en su comunidad taina.

El libro dice que no comían a todos los prisioneros sino que elegían a uno para su ritual caníbal. El sacrificado era hombre. En una ceremonia especial se vestían con adornos.

Todos comían y bebían un tipo de alcohol (también daban de beber a la víctima). Con las macanas de madera (canoas planas) lo atemorizaban y en algún momento alguien le daba en la nuca el golpe final.

Le cortaban la cabeza y se vaciaba su contenido. Se guardaría como trofeo para que futuras generaciones vieran el valor de los caribes. El resto del cuerpo se partía y cortaba con cuchillos de piedra y se ponía a asar en parrillas de madera.

Se guardaban los huesos de las piernas para hacer flautas. El pene era la única parte que no se comía y se tiraba al mar. Esa parte de la historia no fue nuestra realidad en Paraguay.

Está oscureciendo en la bahía de Asunción. Hay luna llena que ilumina tenuemente hacia chaco'i, es gigante, ilumina el palmar y la costa.

Zubizarreta en sus escritos relata; "...al norte un potente brazo del río Paraguay -el Caracará-confundía nuevamente sus aguas con el curso principal, despedido por aquel escándalo de teros, monos, loros y cotorras”.

En tierra de desmonte con rastros de reciente quemazón extendían se pequeños retazos de sembradío, alternado; con el pardo cuajaron de los barbechos.

En los prados de espeso gramillar, cocoteros y palmeras agitaban pausadamente el abanico de sus copas a impulso de la brisa mañanera. Sobre la alta ribera, tímidamente asomados al río azul, se alzaban los conos pajizos de la taba indígena".

"El pequeño bergantín enfiló la costa arenosa. Algunos carios principales, con su mburuvichá a la cabeza descendían la ribera para recibirlos. La barranca se iba poblando de figuras expectantes.

Totalmente desnudos, la suave piel cobriza brillaba al sol con triunfante esplendor. Era una raza hermosa la de esos carios guaraníes. De estatura mediana, hombres y mujeres llevaban el lacio pelo renegrido recortado de idéntica manera.

El flequillo, que sólo cubría la frente sin llegar a las cejas, se alargaba en óvalo hasta caer por detrás a la altura de los hombros. Los negros ojos sesgados se abrían en caras llenas, barbilampiñas, de facciones regulares y boca grande, pulposa.

La perfección de las formas, limpia de todo bello, se agudizaba en la belleza apolínea del tórax. Las mujeres lucían los duros senos erectos, de oscuro pezón; los hombres tenían el racimo del libídine encanutado en una redecilla de algodón sujeta a la cintura por una cuerda delgada.

Se mantenían callados, hieráticos, de pie o en cuclillas, mientras la hueste desembarcaba y desmantelaba el bergantín aprestándose a subir los senderos que conducían a la taba.

Sumaban apenas sesenta hombres, padecidos, cargando rodelas, arcabuces y ballestas. Solamente tres o cuatro portaban loriga denotando su condición de caballeros.

Entre los hombres de armas destacábanse los sayales de dos clérigos. Siete perros ladraban alborozados". Por el sur, señalaban la abierta bahía los dos pequeños cerros de Lambaré y Tacumbu, es el relato de Zubizarreta.


------------------
(*) Carlos Zubizarreta, ensayista , poeta e historiador paraguayo (1903 -1971)
"Historia de mi ciudad" Ed. Emasa, Asunción, 1964.
(*) Edit. ServiLibro año 2007. Pag. 27

 


CAPITULO IV
El cielo guaraní a la llegada de los conquistadores


Vista de la luna desde el Santuario Virgen del Rosario de Luque el 20 de marzo 2011, año del Bicentenario Patrio

Hace más de 500 años entraban en las Indias Occidentales, poderosos elementos de aventura científica, y la obsesión por descubrir nuevas tierras, nuevas plantas y animales, nuevos pueblos; la búsqueda del conocimiento en sí.

Sin embargo la luna ha permanecido intacta, acariciando más de cerca la tierra, cada 19 años.
 

Gran expectativa creo el acercamiento de la luna a la tierra en el año del bicentenario, como lo hace cada 19 años, se vio un 14% más grande y un 30% más brillante, en un atardecer luqueño que se presento con un cielo azul y despejado . La Luna que estuvo a unos 354.577 kilómetros de la Tierra; es decir, a unos 26.323 kilómetros más cerca de lo normal de nuestro satélite natural, del que nos separa habitualmente una distancia media de 382.900 km. El observar o adorar estas cosas no es todos los días, sino el tiempo señalado para hacerles fiesta, y cuando se ven en alguna necesidad o enfermedad...”

La luna en el año del Bicentenario
 
Varios hijos de la nación guaraní han pasado bajo este cielo que nosotros llamamos "el cielo guaraní". El guaraní ‘mbyá’ es el resto del guaraní de las tribus guaraníes que quedaron divididas a la llegada de los conquistadores a esta parte del continente.

En el diccionario del fraile Domingo de Santo Tomás “tiempo” aparece como pacha; y “suelo, como quiera”, figura también como pacha. También pacha es definido como “Tiempo suelo lugar”, y “Pacha cuti pacha ticra, el fin del mundo, o grande destrucción, ruyna, o pérdida, o daño común”.

En otros textos, como por ejemplo "Los vencidos", de Wachtel, pacha aparece como “la tierra, el universo, la época, el tiempo” y pachacuti, como “revolución, tanto del mundo como del tiempo”.

Un poco de filosofía

Desde la escuela filosófica de la Ontología del Lenguaje, también conocida como Ateneo de la Lengua y Cultura Guaraní, se plantea que las palabras no describen el mundo, sino que lo inventan. Con esa invención del mundo mediante el lenguaje, las personas le dan sentido a su vida.

Fue Descartes quien sintetizó de manera brutal pero clara una tendencia específica de la modernidad occidental (Discours de la méthode, 1637, VI) al afirmar que con la técnica y la ciencia los hombres podrían convertirse “en amos y tutores de la naturaleza”.

Desde el siglo XX, Jacques Ellul, en su libro La Técnica, le responderá: “Nos encontramos en el estadio de evolución histórica de eliminación de todo lo que no es técnica”. El hombre niega su animalidad corporal y exacerba sus posibilidades tecno-científicas.

Sin ser tecnófobos, hay que reconocer que el efecto de pérdida de sentido de la realidad de la sociedad contemporánea hecha de concreto, acero y vidrio; de carreteras y túneles; ultra urbanizada, además de social y espacialmente compartimentada, lleva a vivir en un mundo artificial. A habitar más en lo virtual que en lo real, el desafío es, por lo tanto, darle una finalidad humana y social a la tecnociencia y humanizar la urbe.

El filósofo Agustín de Hipona (el santo de la Iglesia) escribía en sus “Confesiones” (siglo IV) que la vida humana debe ser “sentida”, orientada incluso por el gusto (“cum sapit”). De lo contrario ella pierde toda su significación.

Con mayor razón en esta era de los cambios climáticos; una vida sin sabor es una vida donde los alimentos “OGMoneizados” pierden su gusto y se ‘macdonalizan’. Para Agustín, una vida con smog, contaminada por los gases y los malos olores sería una vida indeseable, sin sentido e insensata.

Carlos Marx, desde el siglo XIX afirmará, “La libertad sólo es posible si los productores directos, el hombre social (la sociedad), regula de manera racional sus intercambios con la naturaleza sometiéndolos al control común en vez de ser dominados por el poder ciego de estos intercambios; ellos (los hombres) podrán hacerlo gastando la menor energía posible, en las condiciones que sean las más dignas y las más conformes a la naturaleza humana”.

El poco leído pero muy vilipendiado filósofo, en la Conclusión del Tercer Tomo del Capital continúa su reflexión afirmando que una de las condiciones para el acceso a la libertad es la reducción del tiempo de trabajo de los ciudadanos. Esto es posible a un cierto nivel de desarrollo del proceso productivo pero según las condiciones señaladas, es decir, ahorrando energía en la actividad económica; tanto energía humana como natural y, al mismo tiempo, respetando la dignidad del individuo-social. Marx, en su obra de madurez retomaba temas de su juventud (la liberación) en la noción kantiana de “dignidad humana”.

Y Cornelius Castoriadis, poco antes de su muerte escribía: “La libertad es al mismo tiempo una actividad que se limita ella misma. Es decir que, de manera abstracta, formal, ser libre es poder hacerlo todo; pero la libertad es saber que no todo puede hacerse. […] Una sociedad verdaderamente libre, una sociedad autónoma, debe saber auto-limitarse y saber que hay cosas que no se pueden hacer, que no se deben hacer, que ni siquiera hay que tratar de hacer. […] Vivimos en un planeta que destruimos porque el imaginario dominante es el de la expansión ilimitada, de la acumulación ilimitada de mercancía inútil.”

Las palabras, entonces, no son inocentes, sino que están cargadas de dinamita...o de miel. Por eso, imponer ciertas palabras, ciertas distinciones del lenguaje, conlleva un tremendo poder, pues con esas distinciones abrimos o cerramos posibilidades de acción.

Veamos entonces qué mundo inventa la palabra "indígena". Históricamente, es un término creado por los invasores europeos, para referirse a las naciones que encontraron a su llegada a "Abya Yala", tierra en florecimiento, que es el nombre con que el pueblo Kuna nombraba a este continente.

Los invasores usaron la palabra "indios" por un gigantesco error de navegación, ya que como es sabido, Colón pretendía llegar a la India por el Oeste y en sus cuadernos de viaje consigna su convencimiento inicial de haberlo logrado. Bueno, y ese error se asentó en el lenguaje de los dominadores y es el mismo lenguaje con el que hoy, nosotros los hombres modernos queremos denominar a su institucionalidad. Sin embargo, al seguir ocupando las palabras de los dominadores, se sigue perpetuando la dominación.

Nos preguntamos por qué a los originarios de estas tierras se les denomina indígenas y en cambio a los originarios de Europa no se les denomina, por ejemplo, "europígenas" o algo similar. La terminación "gena" sólo se utiliza corrientemente en otra palabra: "alienígena". Ambas llevan implícita la idea de otro que es distinto, muy distinto, y en verdad, inferior y peligroso. ¡¡Lo recordamos en el Bicentenario Patrio!!.

Así se fueron creando algunas características de la religión indígena que serían el crear cánones divinos de acuerdo a las relaciones de parentesco; el que sus estructuras religiosas estaban delimitadas por influencias, cambios y superposiciones de dioses y ruvicha, elaborando mitos de origen y de creación, donde aparecían héroes civilizadores. Los ruvichas eran venerados por temor a sus posibles represalias en caso de enfado pudiendo, en algunos casos, provocar un pachacuti, (muerte o fin del mundo).

Los chamanes eran capaces de hablar y comunicarse con sus fieles, a estas se le hacían rogativas para conseguir aumento del género humano, peticiones de tipo climático o bien el incremento de animales o plantas alimenticias para la satisfacción de necesidades de tipo básico.

Según la extirpación de la idolatría entre los guaranies , las cosas que adoraban o amputaban los indígenas eran; Arandu (el que comprende el mensaje de los astros), Arasy (Madre del cielo, cuya morada es la luna) Kuarahy (el sol, origen del mundo) Mbyja Koé (el lucero de la mañana, el Planeta Venus) , cuando aparece por la mañana, Ñanderu Tenonde; Ñanderu Vusu (el creador de todo lo existente, es invisible, es puro espíritu y se manifiesta por medio de los fenómenos naturales: el trueno, el rayo, el fuego) Tome o Tume (un individuo venido de regiones remotas que les enseñó la agricultura, como organizarse socialmente. Luego se retiró, prometiendo regresar, se trata de Tome o Tume, nos recuerda a Quetzaltcoal de los Aztecas, Kukulkan de los Mayas y a Wiracocha de los Andes.


Tupa (es el espiritu divino más cercana al hombre, para algunas parcialidades es el trueno, otras el sol o el semidiós de la lluvia y del granizo. Jasy (la luna, diosa de la fecundidad, de los amores sexuales, del desarrollo de las plantas, es madre de las estrellas). Para muchos es el origen de la raza o deidad que creó la raza guaraní. Jasytata (luz de la luna, brillo de las estrellas brillan por la luz de la luna) Yasytata Guasu (el planeta Marte, donde fue a vivir el espíritu luminoso de Turne o Tome, quien antes de retirarse, prometió que un día se comunicaría con ellos) Yva (el cielo está formado por varias capas de luz) Pytumba (oscuro) o Arakañy, una región oscura del cielo.

El adorar estas cosas no es todos los días, sino el tiempo señalado para hacerles fiesta, y cuando se ven en alguna necesidad o enfermedad...”

Bajo esta hipótesis se comprueban las siguientes teorías: en el mundo indígena espacio y tiempo están estrechamente relacionados al estar contenidos en un mismo vocablo, donde un tiempo-espacio fusionado es el contexto en que se actualizan los ritos o veneración de las divinidades de acuerdo a un calendario solar (preferentemente) y lunar. Estos ritos se mantienen en pos de mantener las relaciones de reciprocidad, que en su cumplimiento buscan mantener el equilibrio del pacha, (tierra) cualquier alteración en estos podía provocar un pachacuti, que rompe la calma de la continuidad del tiempo-espacio que los antecede, por el enojo de las divinidades, del conquistador u otras divinidades.

Los nativos temían a los cambios que se producían en el pacha, siempre buscaban en sus ritos mantener un equilibrio evitando la ira de dioses, huacas, incas y de sus poderes destructores, buscando propiciar los benéficos.

Según Bouysse-Cassagne “toda la mitología evoca los lugares sagrados” Lo tomado en cuenta por la misma autora en Lluvias y Cenizas es: ”Esta obsesión, tan particular al hombre de esta región, ligada a la preocupación de marcar su espacio, de privilegiar ciertos lugares, de sacralizarlos de modo que la escritura del mito reenvía muy directamente, al menos es lo que pensamos, a la arquitectura de una cierta geografía religiosa donde cada una de las sucesivas invasiones tuvieron que inscribirse”.

En general el tiempo incaico o del ruvicha se refleja a través de los mitos y ritos iniciados en los tiempos antiguos (pasado), generando estructuras repetitivas donde cada reincidencia en el rito revela los mitos originantes que explicarían las acciones de una divinidad, un inca, un dirigente o grupo social en un espacio temporal o físico determinado, en definitiva, de un sistema que funciona equilibradamente. Es decir, las estructuras generadas en un pasado siempre vuelven al presente, ¿fusionándose presente-pasado?

Puede ser que esto se dé en los rituales de los mallquis (espiritus) o antepasados muertos; revividos así, los mallqui constituyen un objeto unificador entre los tiempos antiguos y el presente vivido y están insertos dentro de los rituales, tenemos por tanto que el pasado es siempre recurrente para entender el presente, un ejemplo de esto, es la creencia de que las cenizas de las erupciones de los volcanes trae a los muertos al presente.

Pues bien, las naciones originarias no están compuestas por indígenas. Están compuestas por personas pertenecientes a naciones orgullosas, que en algunos casos construyeron civilizaciones muy adelantadas en muchos aspectos a los invasores europeos. Estos pudieron prevalecer por su superioridad tecnológica militar y especialmente, por dominar el arte de la traición y la intriga.

En el caso de la Nación Guaraní, no han bastado casi cinco siglos para ahogar su profunda voluntad de ser. Si el actual gobierno comprendiera esto, quizás entendería que no se trata de crear un "Ministerio de Asuntos Indígenas", así como los ingleses tenían su "Ministerio de Asuntos Coloniales".

Quizás así entenderíamos que no se trata sólo de conflictos por tierras, sino de una lucha de dignidad y liberación nacional. Quizás también comprenderíamos que para asumir tal desafío en paz y creadoramente, se debe avanzar en convertir a Paraguay en un Estado plurinacional.

Un Estado plurinacional que dé a todas sus naciones integrantes un justo lugar en la construcción de su destino. Un Estado plurinacional que permita que las naciones originarias puedan aportar en plenitud toda su sabiduría, la sabiduría del Buen Vivir y Convivir.

Esa sabiduría que puede ayudar hoy a reequilibrar los impactos de la cultura occidental, responsable de poner en el mayor de los peligros a nuestro único hogar en el universo, este universo que de tanto en tanto nos recuerda, al ver los desastres del presente que; "no nos costaba nada ser felices". Un Estado Paraguayo plurinacional, así más complejo, no sólo sería más justo; como los ecosistemas, también serían más vital.
Por culpa de la Luna, la Pascua de Resurrección del Bicentenario fue la más tardía de la historia.

La Pascua de Resurrección del 2011, año del Bicentenario fue la más cerca del equinoccio de invierno para los que nos encontramos en el hemisferio Sur. La última vez que se celebro un 24 de abril fue hace 152 años, en 1859. Las próximas serán en el 2095 y en 2163.

El mundo cristiano conmemora la vida pasión y muerte de Jesús, el día 14 de Nisán, en coincidencia con la pascua judía, festejo que nació en la antigüedad cuando los hebreos festejan la liberación de la esclavitud de Egipto, por mandato de Jehová el Dios de Moisés.

El mandato de su Dios fue, celebrar y hacer conocer a las nuevas generaciones en esa fecha, que por lo general cae en el mes de marzo, este año fue el 24 de abril el día en el que comienza la primavera en el hemisferio norte.

En esta parte de nuestro continente nuestros antepasados que habitaban nuestros valles, también lo sabían, era época del viento del sur, cuando a los árboles se le caen las hojas, era un día para celebrar con fogatas en medio del resplandor de la primera luna llena después del equinoccio.

Para diferenciar el festejo de los hebreos, Constantino el Grande (cabeza de toro) en el Concilio de Nicea del año 325, estableció que la Pascua cristiana sea el primer domingo después de la Luna Llena. En tanto, los judíos siguen conmemorando la Pascua como el mandato de su Dios, lo ordena en el éxodo.

Así, dependiendo de la Luna Llena después del equinoccio, la Pascua puede caer entre el 22 de marzo a la que se denomina "Pascua tempranera" y el 25 de abril llamada "Pascua tardía".

Este año del bicentenario, la Pascua se conmemora el domingo 24 de abril, y siguiendo las reglas de aquel Concilio, tenemos que el equinoccio de marzo se dio el 20 de ese mes; la primera Luna Llena después del equinoccio, fue el 17 de abril, y la Pascua, el domingo siguiente a la Luna llena, Jesús resucita después de la crucifixión, que deberá realizarse un día domingo y nunca coincidir con la Pascua Judía.
 


CAPITULO V
Desde Luque al Pukara de Isluga, desierto de Atacama Chile


 

Pukará cerca del cerco del río Loa.
 

Pukará de Quitor en 1540.

El Pukará de Lasana, declarado Monumento Nacional chileno, se encuentra ubicado sobre un acantilado contra el río Loa, aledaño al pueblo del mismo nombre. Edificado hacia el siglo XII como un pueblo-fortaleza, actualmente conserva su antigua arquitectura: callejuelas angostas, edificios rectangulares y circulares construidos en piedra cuya techumbre, se piensa, fue de madera y barro. Pukará, en idioma guaraní significa reírse.
 

Ingresamos por el Ita'i, a esos campos. Esos campos que afrentó el Gobernador Domingo Martínez de Irala cuando extraía de estos lugares la madera para la construcción de las primeras casas de Asunción, de las palmas se hicieron las empalizadas, las paredes y los techos, en el año 1542 las palmas unas tres a cuatro mil, que dieron lugar a rencillas y reparos.

Si hay belleza afrodisíaca en esos lugares es por culpa -¿gracias a...?- de esas tierras. Pues la afrodisíaca belleza, palabra que viene de la mitología griega, diosa del amor y la belleza, equivalente a la Venus romana. Era la rival de Perséfone, reina del mundo subterráneo, por el amor del hermoso joven griego Adonis.

Pero nuestra leyenda se escribió en América y es donde vivían los conquistadores, ellos sabían de eso, y junto con buscar riqueza también esparcían el mestizaje con nuestras nativas, cosa que habrá durado hasta bien entrada, la larga siesta que fue la colonia.

Los guaraníes practicaban la poligamia, pero como un medio de establecer alianzas políticas. El tovaja, -cuñado, idioma guaraní-, era aquel aliado a la familia que por vía de la poligamia era incorporado a esa familia, como una forma de aportar cada cual lo suyo, y de tener un aliado varón.

Así los veían llegar de regreso a Asunción los ricos españoles del Virreinato del Rió de la Plata, los miraban con compasión cuando los conquistadores de Paraguay regresaban de la travesía por las selvas a través del Río de la Plata hoy Río Paraguay, este fue Sebastián Gaboto en el año de 1526. Luego la palabra fue sinónimo, era que no, de valentía y esfuerzo extremos.

Desde los tiempos de los Guaraníes pagaron tributos, desde esos tiempos lejanos el nativo guaraní es el cateador, el vagabundo de la soledad e hijo del silencio. Selva adentro descubrió el rico lugar que poseía y no pudo hacer florecer, esto se debió a que el nativo tiene una tendencia marcada a la intemperancia y el desorden, de manera que sus fuerzas se malgastan y pierde así las esperanzas de reforma.

De esta manera podemos englobar casi sin excepción a los pueblos indo-mediterráneos por su temperamento conformista, propio del asiático, contrario al reformista, que es propio del occidental o europeo.

El criollo, es hijo de la plateada luna, de esas llanuras verdes donde se alzaron las primeras casas de coloniales en la Ciudad de Luque, que aun están en pie, que fueron habitadas por familias criollas.

Los hijos de aquellos que llegaban cargados de sueños desde España, del Rió de la Plata, o del Perú, Luque fue para ellos una dura escuela, pero la llegaron a querer. Levantaron campamentos donde improvisaban sus lechos, con cuatro tiestos viejos de barro, una empalizada como somier y cueros de animales o aspilleras de pirí por cobija.

Cuando llego la Guerra de la Triple Alianza, este conflicto que enfrentó entre 1865 y 1870 a Paraguay con las fuerzas de la Triple Alianza, los enemigos de ese entonces eran; Argentina, Brasil y Uruguay, estas casas los luqueños las llamaban con cariño, "Las casas de la Madame". Las llamaban así por el respeto que inspiraba Alicia Elisa Lynch a la gente de la colonia, al residir en una de esas casas no serian molestados.

Ahí "estiraban sus huesos", noche a noche, los que escaparon de la muerte provocada por la guerra, los pueblos fantasmas que nos dejaron desde Asunción, dicen que habitan las ánimas, que vagan en las sombras, tiritando del pavor por las noches, a causa del horror de esa injusta guerra, pero, recorriendo los salares, en donde un día se estableció Antón de Luque a la llegada de su pueblo natal, Luque en España, esos lugares están rogando que alguien los rescates de tanto silencio y olvido.

Por cierto, el Luque que quiero a mis hijos mostrar, no sólo es un regaló de la historia que en ella hay, nos hace retroceder a tiempos inmemoriales. Pues, Paraguay no nació con Domingo Martínez de Irala (1509-1556), este conquistador español, gobernador del Río de la Plata (1552-1556), ni en 1811. Para nada. Hace doce mil años atrás, cazadores nómadas se establecieron en nuestros valles, cercanos al río allí nacieron los primeros poblados.

Esta cultura es por miles de años, de cazadores nómadas recolectores de lo que la naturaleza brindara. La Universidad de Berkeley -La Escuela Demográfica Histórica- estima la densidad de estos grupos eran entre 12 a 8 personas por cada cien metros cuadrados, se han encontrado, junto con otras, petroglifos, pictografías y gigantescas agrupaciones de piedra que develaban figuras de animales, humanas o geométricas siderales.

La antropóloga Branislava Susnik en el libro "Una visión socio-antropológica de Paraguay" nos enseña a admirar esa cultura y sus ritos, algunos anteriores a los propios ritos faraónicos.

En contacto con la milenaria cultura de este pueblo que aun perdura, estos habitantes originarios del chaco llegaban o al menos tenían contacto con la milenaria cultura del Tiaguanaco, esos habitantes a lo que hoy es Atacama en Chile.

También es importante la existencia (en Atacama Chile) de diversos yacimientos arqueológicos, entre los que se destacan Pukara (reírse en idioma guaraní) de Isluga, el Cementerio Aymara Usamaya y algunas ciudades funerarias y habitacionales. Este parque está habitado por comunidades de origen aymara, sucesores de los antiguos habitantes de la región.

El año 1450 fueron invadidos por los incas o Hijos del Sol. Estos se apropiaron de Cobija, fundada por indios Tiaguanacos (hoy atácamenos). Dice la leyenda que el Inca, cuando residía en las islas del Sol y de la Luna, en el lago Titicaca, recibía todos los días pescados y mariscos frescos que le traían sus grandiosos chasquis desde Cobija.

Por sesenta años esa parte de Chile se llamó "Collasuyu", es decir la parte sur del imperio de los cuatro rincones y uno de esos rincones era el Chaco Paraguayo. Don Diego de Almagro y Francisco de Aguirre sometieron a sangre y fuego el pukará de Quitor en 1540.

El proceso de expansión inca fue muy rápido y en 150 años impusieron su control ideológico y económico sobre cientos de pueblos. A la llegada de los españoles el Tahuantinsuyu estaba inmerso en una guerra civil, lo que facilitó la conquista de Pizarra en 1532. El resto es historia conocida.

Paraguay es mucho más que Asunción reclaman seis de cada diez de sus habitantes. Pero Luque también, es lo mejor del Departamento Central. Internarse en sus valles que se proyectan al oeste como serranías aisladas cubiertas por basaltos del cerro de piedra (único en el mundo).

Al poniente se desarrollan tierras bajas de esteros con palmares y lomas, con espacios herbáceos (campos) y bosques en galería. La tierra rojiza en grandes extensiones. Sobre suelos lateríticos se desenvuelven los pobladores de Tarumandy en medio de esta pequeña selva subtropical, derivados de procesos de la descomposición de rocas ricas en hierro en un ámbito húmedo, cubren el suelo de la región y transmiten al paisaje un colorido rojizo típico.

Las planetarias llanuras de Luque nos recuerdan esa belleza que impresionó a los primeros hijos e hijas de esta tierra que hoy llamamos Ciudad de Luque. Legarles su conocimiento, amor y cuidado es parte de la herencia que debemos intentar dejar a nuestros hijos.

Entonces dejamos de escribir y nos internamos por esos parajes Luqueños y el amor por nuestra tierra inflando las velas de mi mecanizado e improvisado bergantín de verano.
 


CAPITULO VI
El Kamba es un dialecto usado en Kenia
Se los llama Kamba Kua


 

El 23 de septiembre de 1820, José Gervasio Artigas (1764-1850),-militar y prócer nacional uruguayo, nacido en Montevideo, se exilia en Paraguay, donde treinta años más tarde fallece. A su muerte Artigas dejo en las inmediaciones de Luque su servidumbre compuesta por esclavos traídos de África, los descendientes de aquellos esclavos forman un poblado en Luque llamado Kamba Kua.

El gueto de gente de color ubicado en Laurelty, Luque. Gente de origen humilde, cuya presencia en el país arranca del tiempo en que el general uruguayo Artigas busco refugio en el país, en el año 1820.

Los Kamba fueron habitantes traídos como esclavos de Kenia África. Kenia está compuesta por diferentes etnias, casi el 99% de la población de Kenia es africana negra, estos grupos se dividen en más de 30 grupos étnicos que pertenecen a cuatro familias lingüísticas: bantú, nilótica, paranilótica y cusita. Los grupos étnicos más numerosos son el kikuyu (21% de la población), el luhía (14%) y el kamba (11%) todos ellos de habla bantú; de habla nilótica es el luo (13%), mientras que el kalenjin (11%) es de habla paranilótica.

Los esclavos traídos por Artigas hablaban kamba, eran de esa región de Kenia, aunque en esta parte del continente la palabra Kamba significa bien moreno, de color, pero, en ningún caso esta palabra es dicha o tomada en forma despectiva o racista sino más bien es afectuosa.

Luego de generaciones los kamba se fueron integrados a nuestro modo de vida, y hoy si ellos no lo mencionan, para la mayoría de la población es difícil percatarse que son los descendientes de aquellos esclavos que vinieron con el resto del ejército del general Gervasio Artigas a refugiarse en el Paraguay, durante la dictadura José Gaspar Rodríguez de Francia.

La mayoría son miembros de la quinta o sexta generación de aquellos inmigrados, la generalidad de ellos son gentes de esfuerzo y miran la vida desde otro punto de vista, sus raíces están acá, han echado sus raíces, en donde han formado su familia, aunque aun luchan por conservar la cultura de sus antepasados.

En nuestro país no existe discriminación por color de piel, el paraguayo no es discriminador, tampoco hay cabida para la discriminación por derecho, aunque en general significa acción y efecto de separar o distinguir unas cosas de otras.

En la República del Paraguay todos somos iguales ante la Ley y en derecho, el término se hace referente al trato de inferioridad que se pudiera dar a una persona o grupo de personas por motivos raciales, religiosos, políticos, de sexo, de filiación o ideológicos, entre otros.

Se festeja el día de Noche de Reyes

El solo hecho de que los descendientes de los esclavos artiguistas vivan en un gueto y en medio de una pobreza tan dura que se descubre contra una puerta cerrada, no podemos llamar discriminación, algunas familias procuran conservar sus tradiciones traídas por sus ancestros desde África, naturalmente eso trae consigo “atraso y mala calidad de vida” dicen algunos.

Los jóvenes del lugar, en su conjunto integran el célebre ballet de KambaKua, que cada 6 de enero al atardecer festeja la Noche de Reyes, duodécima noche después de la Navidad que se celebra cada 5 de enero, víspera de la festividad de la Epifanía, y que conmemora la visita de los tres Reyes Magos al niño Jesús en Belén.

La fiesta Kamba se realiza tradicionalmente año tras año en homenaje al santo patrono San Baltasar, el rey Mago Negro de los Kamba Kua, en la fiesta también participan más de cien bailarines que van desde los doce años en adelante. La religión y sus distintas organizaciones de culto fueron también importantes patronos para el arte africano desarrollado en Kamba Kua.

Los actos artísticos no son solamente un componente importante de los altares y capillas, sino que también desempeñan un destacado papel en las diversas procesiones de carácter religioso que se hacía en las diferentes tribus en Keniá.

Entre los y oruba de Nigera , los cultos vinculados a las principales divinidades: Shango (trueno) Obatala (creatividad), Oshum (agua), Ifa (conocmiento), Yemoja (brujería), Eshu (sabiduría) y Odudua (tierra), tuvieron un extenso repertorio de formas artísticas asociadas a ellos, como figuras, máscaras, cerámica, tejidos y joyas.

Los habitantes de Kamba Kua son de cinco generaciones, la lucha de algunos miembros de la comunidad que han alcanzado los estudios universitarios, procuran y se esfuerzan por sacar de la postración y la pobreza que padecen Ios habitantes de Kamba Kua, producto de la falta de incentivos de parte del Estado, jóvenes que muchas veces no estudian por motivos económicos.

La población de Kamba Kua, actualmente alcanza a 1.200 de personas, cuyos ancestros -todos-serían originarios, de Kenia. Estos pobladores de Kamba Kua están enucleados en una Asociación Afro-Paraguaya Kamba Kua, las metas son la obtención de viviendas dignas, en un terreno recuperado, también es la difusión de la cultura afro descendiente.

Los barrios de Kamba Kua, carecen de calles empedradas, iluminación, centros comunitarios, obtención del derecho a la propiedad, provisión de servicios básicos: energía eléctrica y agua potable; desarrollo social, apoyo a los sectores vulnerables (niños, mujeres), apoyo a grupos de la tercera edad, difusión cultural, capacitación para el primer empleo.

Estos y otros esquemas recientes e históricos se combinan en la Ciudad de Luque como un todo y también al interior de los distintos países de nuestra América.
 


CAPITULO VII
1861
Se inaugura el ferrocarril Carlos Antonio López



El Dr. José Gaspar Rodríguez de Francia, más conocido como el Dr. Francia, se hizo proclamar "dictador perpetuo de la República" y gobernó con mano firme y de manera absoluta hasta su muerte en 1840.

Temiendo que Paraguay cayera bajo la fuerza superior de Argentina, Rodríguez de Francia ejerció una política de aislamiento nacional -el dictador sirvió como modelo al escritor Roa Bastos para protagonizar su novela "Yo, el supremo"(1974). En 1844, su sobrino Carlos Antonio López se convirtió en presidente y dictador del país. López cambió la situación de aislamiento, fomentó el comercio, instituyó numerosas reformas e inició la construcción del ferrocarril. Bajo su gobierno, la población de Paraguay se elevó a más de un millón de habitantes. En 1856, durante el Gobierno de Carlos Antonio López emprendió la instalación del servicio ferroviario, cuyos planos fueron realizados por el ingeniero inglés William Whiteheat.

La primera vía férrea de nuestro país (para uso de zorras estiradas por caballos) fue construida en 1856 y unía los Arsenales con el murallón del puerto capitalino.

Posteriormente fue extendida hasta la Aduana Central y de allí hasta la hoy llamada Plaza Uruguaya, esto dio paso a la construcción en ese lugar de la Estación Central, de donde, a partir de 1861, fueron habilitándose varias estaciones, como las de Trinidad, Luque, Areguá, Patino y Pirayú.

El 6 de octubre de 1864, llegaban los rieles a Paraguarí, quedando interrumpidos los terraplenes a la altura del antiguo pueblo de Guaimí Sapucái, con motivo del estallido de la guerra contra la Triple Alianza.

En los últimos tramos de la guerra, el servicio ferroviario fue rehabilitado, operando por medio de una compañía argentina, para el transporte de tropas y aprovisionamiento de las fuerzas aliadas. Algunos años después, las vías continuaron hasta Villa Rica y luego, hasta Encarnación, adonde llegó en 1911.

En esta atmósfera nacía la estación del ferrocarril constituyéndose en un lugar importante en el antiguo esquema del casco urbano de Luque, dado el importante papel que cumplía el "Ferrocarril Carlos Antonio López", como transporte de pasajeros y de carga, de esa forma beneficiaba a las ciudades por las cuales pasaba rumbo a la ciudad de Encarnación, Luque era una de esas ciudades.

La estación local formaba parte de un punto importante de aglomeración de personas, por lo tanto era el lugar más comercial de Luque, los productos hortícolas, de granja y manufacturados, desde Luque salían a las ciudades vecinas en distintas direcciones, la producción artesanal iba directo a Buenos Aires.

Se recuerdan los primeros 150 años del ferrocarril Carlos Antonio López

Es dable citar algunos sucesos de interés histórico como aquel que nos recuerda que, en medio de grandes festejos, el 25 de diciembre de 1.861 se inauguró la Estación del ferrocarril habiendo ya concluido el tramo que lo unía con la estación de Santísima Trinidad. Se estreno la obra "A toda Leña" con estampas costumbristas.

Una vieja locomotora "a leña" (madera) para su combustión esperando siempre la provisión de agua para seguir su marcha.

En 1856, el Gobierno paraguayo empezó a planear la instalación del servicio ferroviario, cuyos planos fueron realizados por el ingeniero inglés William Whiteheat.

Algunos de los sucesos de interés histórico del ferrocarril como aquel que nos recuerda que, en medio de grandes festejos, el 25 de diciembre de 1.861 se inauguraba la estación del ferrocarril habiendo ya concluido el tramo que unía con la estación de Santísima Trinidad.
En la madrugada del 19 de febrero de 1868 los buques de la escuadra inician el bombardeo a Asunción. A pesar que los 199 cañones no descansaron en disparar contra los buques, fueron impotentes para impedirles que estos traspusieran el paso custodiado por los temibles defensores de la fortaleza.

El coronel inglés George Thompson relata que aquel 24 de febrero 1.868 los acorazados se ubicaron a una prudente distancia de tiro de Asunción rompiendo el fuego contra la ciudad que aparentemente se hallaba indefensa.

Durante el bombardeo, que duró dos horas, lanzaron 60 bombas pero no ocasionaron ningún daño al arsenal ni tampoco a los trenes que salían de la estación del ferrocarril transportando a muchas familias que se trasladaban a Luque y otras ciudades del interior.
No hubo víctimas fatales que lamentar cuando el cañón "El Criollo" respondió el ataque con una serie de andanadas, aunque no dieron en el blanco, sirvieron para que las naves agresoras cambiaran el rumbo enfilando aguas abajo.
 


CAPITULO VIII
LA HISTORIA DEL FERROCARRIL



 

Estación del Ferrocarril de Luque,
inaugurada en 1861.
 

• 1861: Se inaugura el servicio ferroviario desde la estación San Francisco (Central) hasta Trinidad (actual Jardín Botánico). En diciembre del mismo año se inician los viajes hasta Luque.

• 1862: Se habilita la estación en Areguá.

• 1864: En agosto se da apertura al servicio hasta el campamento Cerro León, pasando por la famosa "Pirayú estación".

• 1865: Se suspende el servicio a raíz de la Guerra de la Triple Alianza.


• 1869: El ejército paraguayo desmantela las vías del ferrocarril que habían quedado destruidas. Vagones y locomotoras son trasladados a Buenos Aires por el ejército argentino.

• 1870: El gobierno del Brasil reparó varios, de los tramos y maquinarías del ferrocarril, facturado en unos 20.000 dólares al gobierno paraguayo. Funcionó precariamente el servicio ferroviario.

• 1876: El gobierno autorizó la venta del ferrocarril a Luis Patri, ganadero italiano que en ese momento era uno de los capitalistas más ricos del Paraguay. El monto percibido por la venta es utilizado para pagar la deuda con Brasil por el suministro de materiales.

• 1886: El gobierno de Bernardino Caballero compró nuevamente la empresa ferrocarrilera. En agosto de ese año se autoriza la contratación de la empresa Patri para la prosecución de la obra entre Paraguarí y Villarrica. Se adquieren cuatro nuevas locomotoras y 91 vagones de pasajeros y carga.

• 1887: El gobierno de Patricio Escobar autoriza la venta del ferrocarril a la transnacional inglesa "The Paraguay Central Railway Co" (P.C.R.C.). Comienza la construcción de estaciones en Sapucái, Caballero, Ybytymí, Tebicuary y Félix P. Cardozo.

• 1894: Finaliza la construcción de estaciones de Iturbe, Maciel, Sosa y Yegros. Se suministra material rodante: cuatro locomotoras y ocho vagones.

• 1907: El gobierno renuncia a sus acciones, quedando la compañía inglesa como única propietaria de la empresa.

• 1909: El estadounidense Percival Farquhar adquiere casi la totalidad del P.C.R.C.

• 1910: El gobierno argentino suscribe acciones por valor de 220.000 libras para la continuación de la construcción de la línea férrea desde río Pirapó (Yegros) hasta la estación Pacucuá (Encamación)

• 1914: Se inaugura el servicio entre Borja, San Salvador y Charará (hoy Eugenio A. Garay).

• 1919: Se amplia el ramal hasta Aba'í (departamento de Caazapá).

LAS ESTACIONES

1. Botánico (Asunción)
2. Luque (Dpto. Central)
3. Areguá (Dpto. Central)
4. Patino (Dpto. Central)
5. Ypacaraí (Dpto. Central)
6. Pirayú (Opto, de Paraguarí)
7. Cerro León (Dpto. de Paraguarí)
8. Paraguarí (Dpto. de Paraguarí)
9. Escobar (Dpto. de Paraguarí)
10. Sapucái (Dpto. de Paraguarí)
11. Caballero (Dpto. de Paraguarí)
12. Ybytymí (Dpto. de Paraguarí)
13. Tebicuary (Dpto. de Guaira)
14. Coronel Martínez (Dpto. de Guaira)
15. Félix Pérez Cardozo (Dpto. de Guaira)
16. Villarrica (Dpto. de Guaira)
17. San Salvador (Dpto. de Guaira)
18. Ñumí (Dpto. de Guaira)
19. Eugenio A. Caray (Dpto. de Guaira)
20. José Fassardi (Dpto. de Guaira)
21. Gral. Morínigo (Dpto. de Caazapá)
22. Pindoyú (Dpto. de Caazapá)
23. Abaí (Dpto. de Caazapá)
24. Iturbe (Dpto. de Guaira)
25. Maciel (Dpto. de Caazapá)
26. Santa Luisa (Dpto. de Caazapá)
27. Moisés Bertoni (Dpto. de Caazapá)
28. Yegros (Dpto. de Caazapá)
29. Isla Saca (Dpto. de Caazapá)
30. Yuty (Dpto. de Caazapá)
31. Santa Rosa (Dpto. de Itapúa)
32. Salitre Cué (Dpto. de Itapúa)
33. San Pedro del Paraná (Dpto. de Itapúa)
34. Gral. Artigas (Dpto. de Itapúa)
35. Isla Alta (Dpto. de Itapúa)
36. Coronel Bogado (Dpto. de Itapúa)
37. Carmen del Paraná (Dpto. de Itapúa)
38. Encamación (Dpto. de Itapúa).
 


CAPITULO IX
En Luque, la alternativa energética en la cocina casera es la leña



Casi la mitad de los hogares de Luque utiliza la leña o carbón como fuente de energía. La explotación de leña implica daños al medio ambiente que en suma causan más perjuicio que beneficios al país. Esta fuente de energía todavía no ha entrado en conflicto con el medio ambiente, siendo fácilmente renovable, aun dentro de la ciudad.

La explotación selectiva de las masas boscosas del país, se inicia e intensifica en dependencia directa a las necesidades en el campo con relación a la tierra.

Pero la deforestación indiscriminada de los campos ya no de los bosques, se hace por la necesidad de maximizar ganancias, y demandar cada vez mas tierra sometiéndola a un cada vez mayor degradación.

El bosque, el agua, la fauna, el clima, y por sobre todo los naturales habitantes de dichos ecosistemas, los indígenas y los campesinos, y el hombre rural, sufren los efectos al implementarse políticas displicentes que tácita y erróneamente pretenden que el monte sea inagotable.

La explotación de leña implica daños al medio ambiente que en suma causan más perjuicio que beneficios al país.

La leña es la energía más barata que la electricidad. Más del 40% de los hogares paraguayos utiliza la leña como fuente de energía, según datos oficiales que guardan las dos hidroeléctricas binacionales (Itaipú y Yacyretá) más Acaray.

¿Cómo revertir esta situación, y consumir energía eléctrica y no leña?, Paraguay, que tiene tres hidroeléctricas con 90. 000 millones de KWh/año de energía Itaipú es compartida con el Brasil y Yacyretá con Argentina en donde Paraguay es socio del 50% de cada una de estas centrales, y según un "tratado" el precio de la energía no lo establece Paraguay que llega apenas al 0. 3% del país, según la Dirección de Encuestas del Estado (DGEEC).

Aunque la hidroeléctrica es solo un eslabón de la cadena de fuentes generadoras de energía, su importancia para el Paraguay radica en las posibilidades de asegurar la disponibilidad energética sin tener que depender de otros elementos como el gas, cuya provisión enfrenta muchos problemas, el carbón y la leña, afectan el medio ambiente.
El 76% de la población luqueña utiliza leña en la cocción de sus alimentos y como fuente de energía y esto se debe al menor costo y la facilidad de su producción, traslado, comercialización e incluso su utilización.

El carbón también es usado masivamente. En ese sentido, llama la atención que, según una encuesta oficial, en las áreas urbanas se consume 12% más de carbón que en el sector rural, y esto es porque se vende a bajo precio en paquetes higiénicos en cualquier almacén, supermercado o estación de servicio, ensucia menos aunque la contaminación es un poco menor que la leña.

Se estima que la leña en el año del Bicentenario es proveedora de casi el 50% de toda la energía que se consume a nivel Nacional, al disminuir su consumo se estaría favoreciendo directamente al medio ambiente, el uso de electricidad ahorraría divisas al país por la disminución en el uso de gas, sin embargo, el consumo de la energía eléctrica en Paraguay depende del precio que estos dos "colosos" socios de Paraguay, Brasil y Argentina le fijen a la electricidad, por los tratados que en época de dictadura se firmaron con el 80% de la ciudadanía en contra.

En estos años recordamos que, a raíz de denunciar este tipo de negociados, perjudiciales para Paraguay, se persiguió gente y se amordazo a la prensa, llegando a clausurar los medios más influyentes e informados del país, abc Color, y de Radio Ñanduti. Venían sufriendo estos medios todo tipo de persecuciones a sus trabajadores, como una forma de ablandarlos en lo que informaban hasta llegar a su clausura.

Las micro industrias en Luque que utilizan leña son las de chacinados, dulces, carbón, lácteos, panaderías y artesanías.
 


CAPITULO X
Una época llena de prejuicios



La diversión de una vez a la semana

50 años de una historia que no evoluciono. En 1930 hasta mediado de los 50 había pocos automóviles en Luque, no más de diez, según un memorioso anciano. El único medio de transporte aparte de la carreta era el ferrocarril para viajar a Asunción e interior del país.

El tren se lo usaba de distintas formas hasta para las asonadas militares con Albino Jara a la cabeza: Este 2 de julio de 2010 se cumplieron cien años de la revolución, también conocida como la del "2 de Jara", que echó por tierra el gobierno liberal -cívico- del general y doctor Benigno Ferreira pro brasileño. Se iniciaba una fatídica era de golpes y contragolpes entre miembros de dos facciones del Partido Liberal, la revolución se hizo desde el ferrocarril, ¡¡paradójico!! Porque lo que revolucionó el transporte fue el tren.

En el BICENTENARIO hay mucho para contar!!

El transporte público urbano, poco ha evolucionado, marcando un fracaso de la empresa privada moderna en este sector, los estudiantes pagan pasaje en comparación a lo que ocurre en esta materia con los países vecinos, en donde el pasaje estudiantil es gratis.

La relación del conductor con el pasajero es de un maltrato verbal constante. Pero considerado el ingenio de los luqueños, cuentan que una señora bajaba por la puerta trasera, al percatarse el conductor le grita; -señora, ¿Qué no sabe leer usted? Está prohibido bajarse por esa puerta. ¡¡Si!! Le responde la señora, por eso no soy chofer. Todo esto pasa por querer ganar, y en un intento desmitificar los nuevos tiempos, porque en la década de los 60, en donde todo aquel que quisiera salir de Luque tenía que hacerlo en tren.

Se cuentan experiencias similares en la ciudad Capital, el colectivo (la tradicional combi VW) fue un fenómeno que se dio en Luque y que con el correr del tiempo impuso un sello propio: la utilización de chasis de camiones para ser adaptados como pequeños ómnibus. Esta característica fue la que lo hizo popular y aunque se tratasen de Micro Ómnibus, el término colectivo se quedo en la jerga popular urbana.

El desarrollo en la industria automotriz de los años 20 hizo que los vehículos fueran más confiables y efectivos, surgiendo nuevas líneas de ómnibus y promulgándose las primeras ordenanzas municipales respectivas.

La capacidad de estas unidades era de 20/22 asientos pudiendo además transportar pasajeros de pié. Con el desarrollo de una industria de carrocerías de madera era incipiente y la importación de vehículos más grandes con más capacidad de pasajeros aumentó notablemente. Tanto es así que hasta se trajeron ómnibus doble marca Leyland con acoplados que funcionaron en San Lorenzo procedentes de Inglaterra. (Similares a los buces articulados que se instalarán en el departamento Central)

El transporte automotor de pasajeros iba en auge y mientras los ómnibus crecían en cantidad de unidades y tamaño, en Luque las combis (taxis colectivos del tipo Volkswagen) que transitaban por las calles luqueñas veían traer gran cantidad de pasajeros transportados.

Final de la década del '20 fue la crisis mundial, cuando el dinero escaseaba, la gente prefería ser transportada en tren o en carretas, el viaje más famoso de todos los días era el del tren que transportaba leche, el "Tren lechero" salía de Luque a las tres de la mañana.

Un lugareño don Emilio García, dueño más tarde del Cine Florida, tuvo la brillante idea para buscar una solución al problema. En esos años el trabajo de los camioneros era poco, las mercaderías cada vez tenían que comercializarse más lejos, la falta de caminos hizo que el tren le quitara la clientela.
 


CAPITULO XI
Una época para enamorarse



La diversión de una vez a la semana
En el año 1950 había 10 automóviles en Luque

 

Foto del Colegio Rca. del Perú.
(Gentileza diario Ultima Hora)
 

En Luque la falta de caminos hacia difícil llegar prontamente a Asunción, en especial los días de lluvia. A don Emilio en la década del 50 se le ocurrió que transformando los automóviles en un pequeño ómnibus, llevando varios pasajeros por un itinerario fijado a un precio reducido por pasajero, resolvería el problema. Así nació el colectivo Luqueño.

De los barrios a las compañías luqueñas, los domingos se formaban largas colas de carretas, carunbe, y se solía ver estos automóviles en la fiesta del fútbol al interior de Luque. Una época donde enamorarse era llenarse de prejuicios.

Los vecinos recuerdan la línea de transporte N° 24 que tenían su parada en Ita Enramada. Todos eran conducidos y acompañados por un guarda que cobraba el boleto cuando el pasajero se bajaba. El pasaje tenía un costo de G. 15 por persona, (Un dólar en estos años costaba G. 130) mucho menos de lo que cobraban los taxis, y más barato que el tren.

Los colectivos operaban por número de línea el cual era elegido libremente tomando por lo general el de la línea de Tranvía que pasaba por la plaza Naciones Unidas, en villa Morra, los ómnibus fueron la competencia del tranvía en Asunción, en Luque, el tren era la competencia de las carretas o carunbe.

Con el correr de los años, la dictadura impidió a muchos que se sospechara que eran contrarios al régimen o se resistían a él no podían tener un medio de transporte y explotarlo, más tarde ocurrió con las radios, como en la actualidad, solo los "seccionaleros" pueden poseer una radio emisora solo los amigos del régimen que sí tienen acceso al negocio.

En esos años comenzaron a carrozarse chasis de camiones y los colectivos se fueron haciendo más grandes y de mayor capacidad hasta transformarse en los ómnibus chatarra, sucios, y peligrosos que hoy conocemos. Pronto en el año 2011 celebraremos el bicentenario de la República, el pasaje es caro, con un dólar se compran dos pasajes, ya no es como antaño que con un dólar se compraban 9 pasajes y sobraba para un kilo de yerba mate.

Los colectivos se encuentran en pésimo estado, aparte de ser un golpe al bolsillo del pasajero, y de viajar en colectivos en muy mal estado, parados, incómodos, la radio a todo volumen, escuchando los gritos de los vendedores ambulantes, los usuarios tienen que soportar que los chóferes se nieguen a cobrar medio pasaje a los estudiantes, dejándolos en las paradas porque, simplemente no los quieren llevar.

Aún no se libera el libre mercado en este servicio público, pero vemos que se crean más instituciones destinadas a controlar este servicio burocratizando así más puestos de trabajo para los políticos, y ninguna solución para el urbano.
 


CAPITULO XII
Año 1950; cuando no había radiodifusoras en Luque



Contaba un ilustre arriero de cómo era la manera que en la campaña paraguaya mediados del siglo pasado, hacer ojito a una moza y, aunque a veces solo se conseguía así un besito.

Era con picaras palabras a la salida de la iglesia entre chisporroteos y miraditas para luego terminar como el rosario de la aurora sin saber a qué extremo nos llevará el punto final.

El mundo entero está a mal traer, en esa época no habían radiodifusoras en Luque. Sí, porque en Luque habían unas casetas musicales que hacían como radios comunitarias, -nos decía este arriero porte- se instalaban unos altavoces alzados en mástiles de madera de no menos de 14 metros de altura y desde allí se enviaba "saluditos y música su pretendida prenda".

Claro el enamorado tenía que elegir a que casilla tenía que dirigirse, elegir la que estuviera más cerca de su pretendida para que esta escuchara el piropo y la música que le dedicaba, en este caso, de nuestro improvisado "Juan Tenorio Luqueño" hoy convertido en tambero (lechero).

En la avenida Humaita y desvió a Aregua, estaba la casilla "El Campeón", mientras que a pocas cuadras se encontraba el cine Gloria con otra casilla musical a cargo de su dueño don Emilio García, por ultimo mencionaremos la casilla musical de don "Chiquitín" Fernández, detrás de la Camisería 3° de Luque.

Hay unos, no muchos, que dejan la vida en el empeño de cambiar el mundo, como estos pioneros de la comunicación, y de la información. Ellos sabían hacerlo, dejaban en silencio un momento el equipo de sonido, eso llamaba la atención del público que seguía la parlanteada desde sus casas.

Al minuto se escuchaba; " ...participación, ha dejado de existir..." la gente se alborotaba, las comadres murmuraban, comenzaban a correr las colectas para ayudar a la familia del difunto. Si el "muertito" estaba cerca de la parlanteada, este entraba en silencio.

Qué frases más desgastadas se escuchan hoy, que no se escucharan en el pasado, se puede pensar con una sonrisita en la comisura de la boca, decían cosas como estas; "...Esta pieza musical es para la señorita Ramona, se la dedica su admirador, Telesforo" -por decir un nombre- esto nos puede parecer ridículo hoy, y es porque a cada segundo la sociedad de consumo ya organizó todo esto que les estamos contando, que en el pasado se hacía por amor a la amada, y por supuesto al prójimo.

No mucho digo, dentro del caos que hemos organizado y del que no tenemos ni la más mínima idea de cómo salir.

Si es que salimos. Porque cabe la posibilidad de que, por un error de cálculo bien dado por la madre naturaleza y el país del tío Sam, a todos juntos o por separado nos pongan en órbita y nos manden a hacer gárgaras al corazón del sol o al séptimo infierno.

Lo que más asombra sin embargo, es que queden justos convencidos que no todo está perdido, que somos animales de conciencia rescatable, que nuestro anquilosamiento endémico tiene remedio y que antes del próximo Big Bang, aparecerá otra Doña Inés que nos salve como a Don Juan al pié de la sepultura.

Aún no salimos de una dictadura de cuatro décadas, existe cierto corte generacional en la sociedad. Los mayores se preguntan por la memoria y los más jóvenes se interesan en la desigualdad, la falta de economía industrial, de clase media dejo de existir, la ciudad de Luque se ve más ruinosa que antes.
 


CAPITULO XIII
"Políticos camanduleros"



Lo vínculos los generan personas. ¡Vaya ciudad de Luque de rutas sentimentales de allá y de acá! Pero detengámonos en un momento en las rutas del exilio. Claro son las que marcan. La renovación de la democracia en Paraguay fue en parte significativa por su exilio.

Hacíamos referencia al comienzo de esta nota, de un ilustre arriero, y de las parlanteadas como medio para saludar a su enamorada, este es uno de los ciudadanos estafados moralmente hace más de 70 años porque sus expectativas de libertad no fueron servidas.

"Políticos camanduleros", que se han adueñado del país. Y son los mismos que tratan de despertar el sentimiento culposo en el pueblo agobiado por tanta podredumbre y pobreza, atemorizándolo e instándole con trillados slogans.

Ayer (año 1955) las manipulaciones mediante asonadas y acciones electorales tanto para la candidatura, la asunción o la reelección son de larga data. Por ejemplo, el Gral. Higinio Morínigo anheló mantenerse en el poder a como dé lugar sin importarle la Constitución ni la ciudadanía.

Igualmente, sus sucesores se las agenciaron para "perdurar" un poco más, hasta que llegó el que "mejoró" el sistema y lo proyectó en el tiempo: Alfredo Stroessner, primero golpeó, luego autogolpeó (21-XII-55) para completar el periodo del anterior (Dr. Federico Chávez), posteriormente fue candidato único, siguió con la abolición del Parlamento, para finalmente manipular la Constitución con la cual llegó a completar siete reelecciones con victorias abrumadoras alcanzando el 98 %, y sin embargo tenía a más de la mitad del país en la vereda de enfrente.

A la caída de la dictadura, el sistema electoral siguió firme con la trampa. Los "coloretes o estronistas" que se empotraron siguieron bastardeando las votaciones con sus "generaciones escombros o tierna podredumbre", regados por todo el país durante los 35 años de dictadura y los 19 años de continuismo, de nuestra llamada transición.

Nos hablo este arriero del percance que había tenido en la sede central de su Partido y que seguramente le costaría la expulsión, pero que antes quería desahogarse, contar a su estilo, deshacerse de la rabia. Y celebrar su salida de madre, justificada y liberadora.

Este arriero, que nos refresco la memoria, suele repartir la leche en un carrito por los barrios de Luque, también le vemos como un lechero cantamañanas que de cuando en cuando nos fantasea, pero nos deja instalados en la cuerda floja, y no deja de tener razón si nos ponemos a revisar nuestra historia, y la historia de cada anfiteatro abarrotado de gente durante el pleno de su Partido.

Se trata del eterno infaltable que a la postre nadie sabe con certeza de donde viene y mucho menos a donde va. El típico provocador de oficio disfrazado de intelectual revolucionario con un ramalazo de arriero chusco.

Este arriero chusco es el lechero. Se lo explico, como mujer que soy con ojos y manos, este es un autentico arriero, un pegajoso como un limaco, que no la dejara en paz, claro, si usted le da ocasión, que la asediara sin tregua, que sentirá su resuello calentón en la nuca, que se convertirá en una sombra, en un susurro obsceno, enfermante.

Es de esos que a sus novias las besa en el cuello, por detrás, aprovechando la cercanía y la selva. De esos que en un momento le hubiera estampado contra la pared. La situación podría resultar insostenible, pero no es así, les estoy contando complicidades íntimas de parejas que a mí me han contado para ustedes, este 15 de febrero del 2011, día de San Valentín.
 


CAPITULO XIV
Los peluqueros parlanchines
Nuestra maltratada autoestima ciudadana.



Esos peluqueros erosionan la salud mental y llevan la batuta como profetas del desaliento, son parte de la resaca del neoliberalismo, su cara amarga y resentida, en esta América socialista. En vez de soñar con las maravillosas tardes del valle de Luque, siembran la angustia entre los ciudadanos y pueden llevar a la quiebra a cualquiera que se corte el pelo o se rasure, son nuestros Peluqueros Parlanchines.

Algunos especialistas del comportamiento del hombre en la urbe sostienen la teoría requiere un cierto nivel de consumo comprobarla en carne propia, de que los peluqueros y peluqueras serían verdaderos termómetros de lo que le interesa al ciudadano "corriente".

La teoría resulta bastante discutible si se considera que es en el salón de belleza -ellas- en la peluquería -ellos- en donde, usualmente, sin decir agua va, decide emplazar a su cliente para empapelarlo con sus delirios urbanos.

Lo hace en un tono que oscila entre la pregunta y la afirmación y que le sirve para confirmar lo que la inspección ocular ya le había indicado: a saber, las inclinaciones políticas, religiosas y deportivas de su ocasional cliente.

A partir de este diagnóstico, el 80 a 90 por ciento de los peluqueros (así nos lo indica la experiencia, con la salvedad de ciertos casos extraños en que al sujeto no le interesa propiciar el diálogo y se limita a "peluquear" de manera serena y silenciosa, lo que se agradece como un gesto de cortesía y como prueba de que el tipo tiene un grado de refinamiento) arremeten con un alud de opiniones al vuelo y reclamos de la más diversa especie: el estado deplorable de las calles de Luque que no se arreglan y la basura, los perros vagos; el alza del combustible, los dueños de locales comerciales ocupando las veredas, el comportamiento de las barras bravas y la infaltable mención a la delincuencia que tendría al país al borde de una guerra civil entre la gente honesta y los amigos de lo ajeno, y lo peor de todo es que; ¡¡Tienen razón!! .

En rigor, los estudios sistemáticos relativos a la seguridad ciudadana no coinciden con la percepción entre un peluquero y otro. Las cifras indican que al comparar las fluctuaciones históricas no se puede hablar de una pandemia en este campo. Lo que ha variado en forma clara es el grado de peligrosidad en ciertos tipos de asaltantes, que suelen operar bajo el efecto de drogas.

Ninguno de los últimos gobiernos ha sido capaz de revertir la percepción subjetiva de que Luque podría llegar a ser una ciudad temible, a pesar de los estudios a nivel departamental que la ubican entre las ciudades más seguras del departamento.

Muchos turistas se llevan una impresión de nuestra humilde capital, que se encuentra en condiciones deplorables, por suerte, no calza para nada con la visión que tienen nuestros peluqueros, con relación a Luque, ¡¡charlatanes!! Lo cierto es que mientras en Asunción existía una hora tope para poner fin a la farra diaria, impuesto por el intendente de Asunción, Enrique Riera Escudero, contra toda norma legal -algo así como toque de queda- en Luque no existió ningún tipo de limitación, y no existen los estacionamientos con parquímetros.

Lo que se suele recordar son los gratos desplazamientos por la autopista, con los "carritos" de comidas rápida frente a la estatua de la residenta, que son verdaderos casinos con ruedas, todo un comercio legal e ilegal -algunos no pagan impuesto, ni siquiera tienen RUT-

Un espacio acompasado para la meditación o la lectura es la ciclovia sintiendo como el tránsito automotor se desplaza veloz sobre flamantes ruedas de goma. O se llevan en su memoria de forasteros una tarde en la republicana Plaza Mariscal López, donde observaron a niños correr alrededor de un titiritero.

La contradicción vital del itinerante se produce cuando se encuentra con un peluquero con onda, de esos que andan en sus ratos libres por el ciber con celulares. Se ve, en ese caso, expuesto a un par de posibilidades: el peluquero chauvinista que lo empapela con nuestros supuestos éxitos.

Nos habla de nuestra inigualable ventaja de tener en Luque, el aeropuerto, la Fuerza Aérea Paraguaya, la Escuela de Policía, la Confederación Sudamericana de Fútbol, el futuro museo deportivo más grande de Sudamérica, la historia de la guerra más grande de América, -la del '70-, que fuimos Capital de la República, que somos campeones después de 50 años, con deportistas como Julio César Romero, José Luís Chilavert, las modelos, la abuela Pipina con más de 70 años, y su baile del caño, lo bueno que es tener un sitio Web, la cobertura de las empresas de celulares automáticos y el récord mundial en venta de estos y vehículos cuatro por cuatro, o bien, debe escuchar alguna información terrible de la crónica roja que una vez más nos sitúa entre las ciudades peligrosas, -ve mucho televisión-.

Hay demasiadas peluquerías y peluqueros en Luque y cada vez menos profesionales de la peluquería, menos de esos técnicos del hablar cosas que nos hagan sentir a uno como un rey en su trono, mientras nos rasura una barba cerrada, o arregla un pelo rebelde, tieso, canoso y cansado.

Es una suerte que abunden, los parlanchines: cajas de resonancia para multiplicar los chismes de la República de Luque y su farándula, los comentarios respecto a la orientación sexual de los líderes de opinión y las terribles acciones del crimen organizado.

Claro que a veces -hay que reconocerlo con la mano en el corazón-, nuestro comportamiento cívico es tan deplorable que no necesitamos de ningún peluquero parlanchín para maltratar nuestra autoestima ciudadana.
 


CAPITULO XV
El yugo aunque suave, molesta
Uno elige el yugo al que más se adecua.



Yugo es una herramienta de madera al cual, formando yunta, se uncen por el cuello las mulas, o por la cabeza o el cuello los bueyes. El efecto del yugo es unir estrechamente a dos seres vivos, haciéndolos compartir idéntica ruta y un mismo destino. La expresión viene del latín, "iugulus": garganta. De ahí las venas yugulares, a uno y otro lado del cuello, convirtiendo a esa región en zona de extremo riesgo para la vida.

Lo anterior ayuda a entender el sentido metafórico que se le atribuye a la palabra yugo: carga pesada, prisión o atadura. Ley o dominio superior que sujeta y obliga a obedecer.

En el lenguaje político se equipara a tiranía, despotismo, absolutismo.
Las proclamas libertarias suelen usar la imagen del yugo finalmente destrozado por la revolución. Aunque nuestro himno nacional no habla de "yugos" si habla de "unión y libertad" y el fin de una opresión.

Hoy, una fuerte tendencia cultural presiona en el sentido de suprimir todos los yugos. Los entiende en bloque, sin discernimiento, como atentatorias a la libertad un ejemplo claro son las listas cerradas.

El existencialismo considera toda norma como una violencia contra la libertad, ya que al ser universal, no puede la norma o ley tomar en cuenta la irrepetible originalidad de cada individuo.

Del marxismo conocemos su grito de guerra: odio a todos los dioses; la religión es el opio del pueblo: las normas y leyes no son más que la violencia que las clases dominantes imponen a las clases oprimidas, es otro tipo de yugo esta vez con la ideología.

Para el liberalismo no hay otra ley que la autonomía: cada uno es ley para sí mismo. No existe nadie, ni en el cielo ni en la tierra, con autoridad para dar órdenes que uno no quiera aceptar.

En este escenario cobra su real dimensión viendo todo lo que pasa en el país, es el yugo que la república viene padeciendo desde hace ya varias décadas. Según se percibe este yugo continuara al menos por un periodo parlamentario más.

Respetando a las personas que se hallan cómodas con este yugo, como los cónyuges (aquellos que ganan algo mediante este sistema, los ligados a un puesto público) jamás podrán gritar ¡soy libre, por fin puedo ser libre, por fin puedo votar por quien quiera! ¡Esto es lo máximo: la más bella experiencia cívica!".

Es por eso que representantes sostienen que modificando minimamente el Código Electoral se mejoraría la representación y no se afectaría el proceso electoral, por ejemplo la segunda vuelta, en las elecciones presidenciales, y el fin de las listas sábana. Los representantes de los partidos políticos tradicionales, en el Senado no estuvieron conformes con el texto y lo congelaron, aunque nadie –en el Congreso Nacional- hasta ahora se ha animado a tener la “Grandeza Política” de sacarlo adelante, que; “…por propia conveniencia económica lo mandaron a comisiones”.

Ningún representantes de alguna corriente política ha tratado de romper este yugo, ellos y sus seguidores no han querido ver en ello una liberación de traumas largamente reprimidos. Puede ser. Vale, sin embargo, la pregunta: ¿liberarnos para qué? ¿Y con libertad ahora para qué? A ellos les toca responder, uno no puede invadir sus mezquinas conciencias.

Cualquiera sea la respuesta, el episodio deja una apasionante, una tarea para los sociólogos. Estos estudiosos que no han logrado enraizar en el pueblo la convicción de que toda norma o ley que profese transparencia, lejos de ser un atentado contra la libertad, es un signo y seguro de vida. Tras de cada norma restrictiva de mi libertad, esta germina, cuajada de promesa, una semilla de afirmación de mi propia libertad.

Pero ¿y dónde queda mi propio partido político? ¿Qué hago con mis ostentosos límites? ¿Seré capaz de vivir junto a mi familia todo el tiempo uncido a este yugo cometedor junto al mismo yugo que nos somete a todos?

El yugo admite una y otra interpretación pero, uno elige el yugo al que más se adecua.
 


CAPITULO XVI
Hace 80 años salía de Luque el primer correo aeropostal del Paraguay



Estos sellos postales recorrían el mundo a principio del siglo 20"
Conmemoraron los 80 años del primer vuelo aeropostal a Paraguay y llegaba por Luque. El acto conmemorativo se realizo en el aeropuerto internacional "Silvio Pettirossi" con representantes de la Fuerza Aérea, diplomáticos y familiares, recordaron los 80 años del primer vuelo aeropostal a Paraguay del correo francés hacia América latina, los pilotos de las aeronaves eran argentinos y franceses, algunos de los cuales se establecieron en el Paraguay.

Leonardo Selvetti Cuevas, hijo de uno de los pilotos, dio una charla sobre la primera línea establecida con Buenos Aires, a través de la compañía llamada Latecoere-Aeropostale-Aeroposta. El historiador en aeronáutica Sapienza, hizo un relato de las hazañas de Pettirossi.

El homenaje también fue dedicado a los pilotos argentinos y brasileños de la época. El lugar del acto estuvo ambientado con fotos de Jean Mermoz, considerado el mejor piloto de Francia de la llamada entonces compañía Aeropostale, del mariscal del Aire Eduardo Gómez (brasileño), la del comodoro argentino Juan José Gtuiraldes y del comandante Leonardo Selvetti, quien con los años se instaló y formó familia en Paraguay.

En la ocasión los presentes honraron a la Virgen de Loreto, patrona de la Fuerza Aérea, "protectora de los aviadores" y se realizó la entrega de una ofrenda floral al toque de clarín de la banda de la Fuerza Aérea.

Leonardo Selvetti, hijo, que vive en Asunción, recordó que en 1924 llegaron los primeros vuelos de la compañía francesa a Sudamérica, con escalas en Natal para bajar por la costa hasta Río de Janeiro.

Los vuelos se extendieron a Venezuela y Argentina donde se incorporaron, entre otros, su padre, del mismo nombre y sus compañeros Pedro Artigau, Irigoyen, Luro Cambaceres, Palazzo, Gross y el capitán Almonacid.

Oficialmente la línea de correo a Paraguay se inauguró el 1 de enero de 1929 con dos aviones Late 25 franceses con bandera argentina. Uno de ellos fue pilotado por Vachet y Ficarelli y el otro, por Selvetti y un mecánico.
 


CAPITULO XVII
Grandes Luqueños del Magisterio



 

El Estado paraguayo, selló estos billetes, en honor a las formadoras de las primeras maestras después de la
 Guerra Grande.

La generación que quedo tras la Guerra Grande vio crecer las primeras canas en las cabelleras sin advertir que sus mayores pasaron días de zozobra, consecuencia de una guerra por defender la Patria. Ya lo decía Cervantes; "Advertid, hijo, que son las canas el fundamento y la base, todo hace asiento en la agudeza y discreción de tu maestro", decía la profesora de cuarto grado.

Durante la Guerra Grande, Luque fue la Capital del Paraguay (año 1869) el primer refugio de las señoras de la sociedad asunceña, caminaron hasta Luque, acompañando el tren en que venía la señora Alicia Lynch y las demás mujeres extranjeras. Entre esas mujeres estaba doña Dolores Speratti, quien venía de Barrero Grande, con su hija Adela y en el vientre por nacer Celsa, que gratitud por las atenciones recibidas de la dueña de casa de nombre Celsa. Celsa nace en una humilde casita que aún se conserva, propiedad de los Speratti en Luque.

Según familiares allegados a los Speratti en Luque, la abuela de Adela y Celsa, fue Josefa Facunda, nacida en 1794 y casada poco después de las gestas de mayo, con Fulgencio Yegros, comandante del ejército paraguayo en las batallas de Paraguarí y Tacuarí, y del movimiento revolucionario independentista paraguayo. De cuya unión nacieron Josefa Gregoria Damasa Yegros Esperati.

De este linaje vienen las hermanas Speratti, que tras una seguidilla de peripecias ocasionadas, a raíz de la guerra llagan a ser las primeras maestras primarias que contó la República finalizada la guerra. Las companeras/os de ruta fueron aquellos maestros que en sus inicios solo sabían leer y escribir y una que otra operación matemática. ¿A qué viene este pensamiento?, solo lógica, con la Guerra Grande se nos fue lo mejor de nuestro intelecto, que se había forjado durante la Colonia, recordemos brevemente que Gaspar Rodríguez de Francia, era un hombre culto y que sobre esa cultura se forjo la patria antes de la infamia contra el Paraguay, por parte de Argentina, Brasil, y Uruguay.

Los que sucumbieron en la Guerra eran personas con preparación académica, fue el inicio del otoño de la vida patria, como podrían ser las viejas casas que sirven hoy de escuelas y que aún cobijan a los niños luqueños. ¿Qué pasa?, ¿Es que empezamos a perder la fuerza, que es el amor a la patria?.

Hace poco se escuchó a un ex presidente ironizando al decir que había llegado a una edad en que si se despierta sin dolores es señal inequívoca que se ha muerto. "La misma vejez es la enfermedad" el desamor a la patria lo es también, le respondía un poeta luqueño. Los placeres de la vida se hacen más difíciles de gozar. Napoleón exclamaba que "Los ancianos que no conservan las aficiones propias de la juventud pierden en consideración lo que ganan en ridículo".

Y un cínico francés de la corrupta corte de Luís XIV decía que "Los viejos gustan de dar buenos consejos para consolarse de no poder dar malos ejemplos".

Paraguay es un país de gente joven, sin embargo, saber educar es obra maestra de la sabiduría, más si se lucho en la guerra. No hay cosa más terrible que envejecer de mala gana. Los primeros maestros al despuntar el siglo IXX lo hicieron disfrutando, ¡¡aún tenemos patria!! exclamaban.

Por eso un poeta ruega a Dios que antes que se sienta viejo, venga la muerte a sorprenderlo joven. Y lo es, quien se proyecta hacia el porvenir. Es joven el anciano campesino que siembra nogal para mayor gloria de la vida que lo bendijo al defender esa tierra, la tierra que lo acogió, a sus nietos y bisnietos que están por venir.

Concluyamos estas lecciones de sabiduría antigua y a través de esas maestras, miremos nuestra realidad hoy, porque " nuestra patria necesita que alguien la quiera.
Los primeros pasos

En nuestra querida comunidad luqueña, tenemos noticias, de que en el año 1819, el Sacerdote JORGE LANDAIDA, mantenía una escuelita de primeras letras, probablemente la primera de esta región, llamada en épocas coloniales "De las Salinas".

Paradójicamente, en la época del Dr. José Gaspar Rodríguez de Francia, quien para algunos no priorizó la educación, sin embargo bajo su gobierno en 1831 en toda la República enseñaban 140 maestros y asistían a las Escuelas unos 5.000 alumnos.

Así llegamos al año 1856, según estudiosos se vivía la dorada época del magisterio respecto a otros países, bajo el Gobierno del Dr. Carlos Antonio López. Como una muestra, en ésa época, sólo en Luque existían 12 escuelas públicas (un número sorprendente). Fueron los maestros pioneros de aquel entonces ILDEFONSO BERMEJO (Escuela Pública de Insolventes), J.M. PRIETO, (Escuela Pública Plazoleta), BERNARDO ORTIZ (Escuela Pública Zarate Isla), BERNARDO FLOR (Escuela Pública de Mbayué), FÉLIX BRITEZ (Escuela Pública de Tarumandy), MANUEL LEÓN (Escuela Pública de Itá Anguá), PRUDENCIO ZARZA (Escuela Pública de Maramburé), LAUREANO SOSA (Escuela Pública de Isla Sosa), BARTOLOMÉ VILLAGRA (Escuela Pública de Isla Bogado), FRANCISCO ROMERO (Escuela Pública Campo Grande), JOSÉ M. DOMÍNGUEZ, (Escuela Pública de Valle Pucú), FRANCISCO FRANCO, (Escuela Pública de Isla Valle).

1860
Llega al Paraguay, DON JOSÉ PARODI, maestro italiano, venerable educador, creó la ESCUELA PARODI, que se convirtió en 1868 en Escuela Municipal donde cuenta la tradición oral, fuera Cuartel de la Guardia del Vicepresidente Francisco Sánchez. Con el tiempo, aquella Escuela Parodi se convirtió en el año 1916 en la Escuela, "Gral. José Elizardo Aquino".

Maestras ADELA Y CELSA SPERATTI. ADELA nació en Barrero Grande en 1865 y CELSA SPERATTI nació en Luque en 1868, momentos en que la población civil iniciaba el éxodo de Asunción a Luque, convirtiéndola en Capital de la resistencia paraguaya. Celsa egresó como maestra normal de la Escuela Normal de Concepción, Uruguay. Ambas hermanas implementaron los nuevos métodos de la educación vigentes. Celsa Speratti de Garcete falleció en Asunción en 1938, después de haber sido con su hermana verdaderas obreras del magisterio y haber llevado a elevadas cumbres de la cultura nacional.

Confirmando aquello de la época de oro de la educación, escribe un inglés, testigo calificado, RICHARD F. BARTON, en sus "CARTAS DESDE LOS CAMPOS DE BATALLA DEL PARAGUAY, decía Barton en sus misivas epistolares: "A diferencia de Inglaterra, el Paraguay de antes de 1870, tenía un alto nivel de alfabetización, en contraste con los dos millones de niños sin escuela en Inglaterra".

Sin embargo, casi todo el esfuerzo de Landaida, Parodi y los doce pioneros de 1856, fueron destruidos por la larga agonía del holocausto de la "Guerra más Grande de America". Existen noticias que luego de 1870, la única escuelita que seguía funcionando era la de Parodi.

Otro legendario referente, DON FÉLIX ANTONIO VERA, (1859-1929) fue Profesor de Grado en la Escuela Pública y Director de varias Escuelas a la vez, cultivó el bíblico instrumento (arpa), integrante de varias orquestas y coros de la época. Se jubiló en 1913, pero siguió enseñando hasta 1923 y murió el 17 de octubre de 1929. Fue maestro de generaciones, hombre recto y piadoso.
 


CAPITULO XVIII
Luque recuerda a Juan Pablo II
fue quien nos abrió espacios de libertad en Paraguay



Los feligreses católicos visitan la Cruz Papal y el pequeño museo que se ha creado en la Fuerza Aérea en Ñu Guazú, donde estuvo el Papa Juan Pablo II durante su visita a nuestro país el 16 de mayo de 1988. Fue un día de lluvia con vientos casi huracanados, cosa que no amilano el espíritu de los fieles que se volcaron al parque Ñu Guazú.
¡¡Gracias Su Santidad por visitar mi país, por el beso que le dio a la tierra en que nací!!

En una solemne misa fue canonizado el primer Santo paraguayo, San Roque González de la Santa Cruz y llevado a los altares. "El Santo Padre estuvo en nuestra ciudad de Luque en el parque Nú Guazú, el 16 de mayo de 1988 dando la eucaristía.

Para nosotros los paraguayos es muy importante la canonización de San Roque González de la Santa Cruz porque, el único santo paraguayo que tenemos. San Roque González de la Santa Cruz, (1576-1628, misionero jesuita criollo asunceño), lo canonizo el Santo Padre en el parque Ñu Guazú en Luque como primer acto de su visita al Paraguay, en medio de una gran alegría, aquello fue una gran fiesta", nos dijo el padre Gustavo Acosta, presbítero de la .Iglesia Virgen del Rosario de Luque.

Al preguntarle por la personalidad de su Santidad, el Padre Acosta nos dijo, "primeramente fue un hombre increíble, pienso que no hay palabras para describirle, es que uno lo mira de diferentes formas, uno lo mira a él y dice ¿Cómo puedo transmitirle a la gente que impresión me causa? Es increíble como uno se siente, él es un hombre que viene de Dios y está lleno de paz, que rebosa de alegría, y transmite esa alegría, que ha hecho cosas increíbles por la humanidad".

"También le debemos porque vino al Paraguay, a dar una gran fuerza en aquella hora difícil que vivía la República, con la dictadura de Alfredo Stroessner, él vino y asentó una postura, la postura de la Iglesia, y le dijo a Stroessner; "la Iglesia no se puede cerrar", "la política es en consecuencia una dimensión ética esencial, porque es ante todo un servicio al hombre. Postura, de la Iglesia, y le dijo a Stroessner; "la Iglesia no se puede cerrar", "la política es en consecuencia una dimensión ética esencial, porque es ante todo un servicio al hombre.

La Iglesia, como depositaría del mensaje de salvación, puede y debe recordar a los hombres, y en particular a los gobernantes, cuáles son los deberes éticos fundamentales en esa búsqueda del bien de todos", y lo dijo, con la delicadeza que solo él tenía, pero con firmeza, hay veces que uno puede decir las cosas y no encuentra las palabras", concluyo el Pa´i Acosta.

San Roque González de la Santa Cruz (Mayo -1988)

El Papa Juan Pablo II, ha hecho resurgir la memoria de los hechos y vicisitudes ocurridos en nuestro país con motivo de su, visita, en plena época de dictadura.

Ello es notorio en los testimonios de nuestra aldea global. Dado los tiempos que corren, resulta natural que las cosas no existan para siempre. Más aún si a la evolución natural, se agrega una visión política instrumental y utilitaria sobre las instituciones y organismos sociales, que considera que cumplido el objetivo, deben desaparecer.
Sin embargo, no es por nada que el tema de los derechos humanos se ha quedado por más de veinte años en la agenda pública, y el camino para la decencia del país en esta materia fue sostenido muchas veces sólo por el esfuerzo colectivo y privado de organizaciones sociales que cobijaron estos derechos.

En la historia de esta ermita se refleja parte importante de los esfuerzos sociales y políticos de la época, y lo menos que se esperaría es que su patrimonio simbólico e histórico termine dentro de unos años solo como material de apoyo a la tesis de algún estudiante europeo acerca de las violaciones de los derechos humanos ocurridas en Paraguay, o que sus papeles vayan a dar a cualquier sótano para ser comida de roedores.
 


CAPITULO XIX
La deuda


 
Más del 50% de los adultos mayores no reciben una pensión digna, el otro 50% no la tiene.

"Buscando una jubilación para nuestros mayores dentro de una sociedad justa"

En la actualidad, los Adultos Mayores conforman un sector cada vez más relevante dentro de la sociedad paraguaya, constituyéndose en hombres y mujeres que habiendo concluido su vida laboral activa luego de entregar su valioso aporte al desarrollo nacional, formando una familia para la Patria, ellos, y ellas sembrando de hijos esta maravillosa nación, no tiene derecho a que esta etapa de sus vidas sean dignas, integras y protegidas.

Sin embargo, las profundas desigualdades e inequidades sociales existentes en el país continúan siendo el mayor obstáculo para transformar el envejecimiento de nuestra gente en una contribución efectiva al desarrollo de nuestro país.

Es más preocupante aún, si se considera que al empobrecimiento en que viven los adultos mayores de hoy, se sumarán mañana altos porcentajes de la población que hoy se encuentra sujeta a formas precarias de trabajo, que redundarán en una incapacidad para realizar aportes a algún sistema provisional que pueda cubrir siquiera una pensión mínima en la vejez con los consiguientes problemas sociales y políticos que aquello acarreará.

No será fácil entonces, lograr una existencia digna, íntegra y protegida, de acuerdo al deseo de este Gobierno del Bicentenario y de muchos en el país. Sin embargo, el Honorable Congreso Nacional de la República del Paraguay, negó los fondos para que los desposeídos mayores de 70 años tuvieran una ayuda cada mes.

A cambio de esto, rechazo en dos ocasiones el impuesto a la renta personal, dando un triste record en el mundo “El único país en que, los ricos no pagan impuestos”, ni por la carne, ni por la soja, ni siquiera por comprar un kilo de azúcar en el supermercado. ¿Sabe por qué? Porque sus empresas mediante un convenio, el del primer empleo, se les neutralizó el pago. ¿Por qué se ve extrema pobreza en Paraguay? Por nuestros legisladores, la pobreza extrema que hoy refleja nuestra población, la esquizofrenia de nuestra legislación, y porque no decirlo, también nuestras instituciones.

Efectivamente, urge una Ley que otorgue al adulto mayor una pensión si no la tuviere, en el texto, con letra grande diga, "OTORGA EL DERECHO A RECIBIR UNA PENSIÓN ASISTENCIAL" a todas las personas mayores de 65 años, que "carezcan de recursos", entendiendo por ello, a aquellos que tienen un Ingreso inferior al 50% de la pensión mínima, es decir un ingreso menor a un mínimo legal aproximadamente.

Derecho entonces, que quedaría claramente establecido. Sin embargo, como siempre, la letra chica es la que otorga realidad al beneficio, y esa letra chica es la famosa y siempre bien ponderada. Hecha la norma, hecha la trampa, dicen los que saben de estas miserias.
El proyecto de Ley lleva el rotulo
"Buscando una jubilación para mamá dentro de una
Sociedad justa" otra realidad vitalicia de nuestro paisaje Nacional.
Así, miles de adultos mayores a lo largo del país, que sin lugar a dudas cumplen con los requisitos y por lo tanto, son sujetos de derecho, esperan, esperanzados, valga la redundancia, una pensión asistencial; no es mucho, pequeño el monto, con relación a la gran esperanza. Ellos esperan y esperan, en especial las amas de casa. Y esperan, porque suponen vivir en un país en donde se respetan los derechos humanos, en este Bicentenario Nacional.

Curioso. En Paraguay no se tienen derechos, hay que postular a estos. Y lo quien decide es una minoría, altamente cuestionada, descrita por todos como un instrumento castigador, indigno, perverso, y sin embargo con el poder suficiente, para que a pesar de las críticas, pueda prevalecer, mantenerse, perpetuarse, convirtiéndose en otro personaje vitalicio de nuestro paisaje Nacional y Luqueño. Los ancianos mendigando.

Las organizaciones de Amas de Casa en Paraguay elaboraron un proyecto de Ley de Jubilación para las Amas de Casa, organizando con ese objetivo y garantizar a las mismas los beneficios de toda trabajadora activa.

Se menciona a Yacyreta e Itaipú como posibles fuentes para el fondo jubilatorio, como no son impuestos puede que se destine una suma de estas entidades para formar la caja que en poco tiempo, 5 años pudiera empezar rendir sus frutos para las mujeres de 60 años y más.

Se comenta la experiencia de Alemania, que podría aplicarse en nuestro país ya que consiste que parte de los ingresos de esposos o hijos sea destinado a la jubilación mencionada.
 


CAPITULO XX


 
Asunción se llenara de cámaras y no están ocultas, en cada esquina una cámara le estará filmando. Por lo pronto las autoridades tendrán que ver la formula de como ocultar a los mendigos, los limpiavidrios, los limosneros, los carameleros, los patoteros, los travestís, las prostitutas y cuanto pordiosero hay en cada esquina de esta "moderna ciudad".
Sonría, lo estamos filmando

Usted no se da cuenta, pero en este mismo momento podría haber una cámara filmándole. Cámaras de diferentes tipos vigilan nuestro comportamiento todos los días. Hay cámaras en casi todas las tiendas, en edificios públicos y privados, en todas las calles importantes y algunas no tan importantes, en los estadios de fútbol. He llegado a pensar que incluso las esconden en los baños. El gran hermano existe, su misión es controlar a la sociedad.

Hay cámaras visibles que dicen burlonamente "sonría, lo estamos filmando" otras examinan a los clientes y empleados en busca de irregularidades y otros casos los supermercados que exhiben fotografías en sus vidrieras, de clientes que supuestamente han querido llevar algo sin pagar.

También hay cámaras ocultas que todos saben que están, pero nadie sabe dónde. El material fruto de estas filmaciones generalmente es accedido por los altos mandos (jefes, gerentes, dueños, etc...)

Es importante ahora hacer una distinción entre cámaras de uso interno y privado, cuya instalación depende de la empresa o institución que las maneja, de las cámaras que se introducen en algún lugar para lograr captar imágenes con fines periodísticos. El uso de cámaras ocultas para realizar investigaciones periodísticas -a fin de cuentas- es un dilema ético. No existe una respuesta categórica sobre la validez de su uso. El límite es demasiado estrecho.

Esta en la creencia de la población, que las cámaras ocultas con fines periodísticos, en algunos casos, son útiles. Por ejemplo, si un juez es grabado cuando recibe una coima por parte de un traficante, entonces sí parece correcto el uso de una cámara oculta. Es decir, en la medida que lo que se denuncia sea un acto de interés publico que atañe a toda la sociedad, el uso de este recurso límite parece válido y legitimo.

Por otro lado, si la misma cámara descubre la infidelidad de una dueña de casa con el lechero, no parece justificado ya que es un acto de carácter intimo y privado que no concierne al interés general de la sociedad.

En Paraguay hace rato que se utilizan las cámaras ocultas en reportajes periodísticos. Un equipo las utilizó al interior de las cadenas de supermercados. En otra ocasión se filmó furtivamente en una casa de traficantes mientras estos repartían la droga. También fue ampliamente utilizada cuando se desbarató una red de trata de blancas. En el caso de un profesor que trataba de seducir a una alumna y ahora el caso de la Municipalidad de Asunción que utilizara cámaras secretas.

Las autoridades públicas bajo un régimen democrático sean estos ministros, parlamentarios, jueces e inclusive el propio presidente de la república están sometidos al escrutinio publico. Sus actos son -por definición- de interés publico. Las autoridades gozan de innumerables privilegios, pero también deben -aunque no les agrade pagar un costo personal. Así son las reglas del juego.

Quien gana celebridad y reconocimiento público por un lado, pierde en privacidad e intimidad personal por el otro. Nada sale gratis.

El uso de la cámara oculta tiene sentido en la medida que el trabajo periodístico aporte antecedentes al interés general de la sociedad. Si no es así, constituye una herramienta poco ética y destructiva porque su imagen se puede convertir en publica.

Nosotros se lo contamos, usted decida, mientras tanto "sonría, lo estamos filmando".
 


CAPITULO XXI
El Limpia vidrios


En la calle Moisés Bertoni y Cerro Corá en Luque una transitada esquina, un adolescente enjuto y de rostro sufriente, grita "¡Le limpio el parabrisas!, "¡Le limpio el parabrisas!". El llamado no tarda en surtir efecto y, muy pronto, su mano se colma de la generosidad y la lástima ajena.

Su aspecto es de un joven saludable, pero denota miseria; su escasa formación le impide encontrar trabajo, debido al gran porcentaje de gente cesante, la mano de obra abunda, la exigencia para optar a un humilde empleo es tener cursado el bachiller.

Que personas de este tipo utilicen la calle para tener un empleo no es nada nuevo. Pero, a causa del alto desempleo, hoy abundan quienes han hecho de la limosna su profesión. Pero, ¿hasta qué punto esto es legítimo?

Valiéndose de estrategias tan dudosas como efectivas, han llegado a influir a quienes sí necesitan la calle para vivir y que, aquejados por una miserable vejez, graves dolencias o discapacidades - que de verdad les impiden hallar trabajo- hoy deben competir con estos profesionales de la recaudación callejera.

Aún así, no deja de ser sorprendente que los mendigos estén por sobre la línea de la miseria, en tanto que entre aquellos que caben dentro de la calificación de "indigentes" o "pobres" están, según la referida encuesta, los trabajadores de cuenta propia, empleados de terceros y obreros (empleados de la construcción, cartoneros, jardineros, entre otros), es decir, quienes han optado por valerse de sus propias manos y no vivir de la caridad ajena.

"El mendigo profesional es quien, teniendo la posibilidad y las condiciones para desempeñarse en un trabajo convencional, prefiere vivir de la caridad, ya que ella le brinda mayores beneficios económicos. Son quienes han desarrollado ciertas estrategias para sensibilizar al resto, como utilizar a sus hijos y hasta niños de meses que alquilan para fingir una situación extrema.

El calificativo de "mendigos" les viene bien desde las mujeres solas, embarazadas o con hijo en brazos; hombres en plena capacidad laboral, limpiadores de parabrisas, sin contar los tragafuegos, malabaristas y payasos callejeros, aunque, en este último caso, suele tratarse de desempleados quienes permanecen en la actividad no más allá de un año.

El recaudar monedas donde también juegan aspectos cruciales, como saber ubicarse en puntos estratégicos de alta afluencia vehicular o peatonal, que a la hora de hacer un arqueo de caja ven que han obtenido muy buenas remuneraciones, en especial en las fechas que ablandan hasta al más duro, como el Día del Niño, la Navidad o el Día del Trabajo.

Delincuentes con doble careta

También es una forma de resguardar la delincuencia, según partes policiales, quien ha comprobado un fuerte aumento de robos en esquinas o cruces, donde falsos limosneros asaltan los vehículos.

Otros limosnean casa por casa, aprovechando ese disfraz para detectar las debilidades de los accesos, reconocer a sus moradores e, incluso, ganarse su confianza.

Pero una realidad cruda es que los actuales índices de cesantía son altos y la pobreza aumenta día a día, la inseguridad jurídica impide la inversión extranjera, el MERCOSUR no funciona para nada, él más grande abusa del mas chico, o sino, miremos lo que pasa en Ciudad Del Este, en donde Brasil asfixia económicamente a Paraguay.

Brasil nos ofrece un préstamo no reembolsable de poco mas de 2 millones de dólares a cambio de los 40.000 millones de dólares que mueve al año Ciudad del Este en Paraguay, quedando de eso una buena suma en concepto de impuestos por las compras que realizan los turistas cada año.

O sea, en resumidas cuentas, lo que el Brasil quiere es que todas las fabricas, (cigarrillos, electrodomésticos, de la confección, etc.) se trasladen al estado de Paraná en Brasil, y ellos hacer el negocio. ¡¡Viva el MERCOSUR!!.

Quizás esa sea una de las razones por que son muchos los que llegan a mendigar, el cierre de industrias y es por la reiterada incautación de mercadería para ser vendida informalmente a los turistas.

Naturalmente a la vista de los "hermanos brasileños" eso esta mal, pero lo que pasa es que en Paraguay no hay una ley que prohíba el comercio callejero ambulante, solo se protege la ley de marcas, pero este es un tema que tocaremos en otra oportunidad.
 


CAPITULO XXII
Niños de la Calle


 
Penan, apenas los niños del País y de Luque especialmente. Es la ciudad donde se advierte todo su desamparo. Niños pordioseros en las esquinas, organizados en las luces rojas, asaltando automóviles tratando de limpiarles el parabrisas, o los vidrios con unos trapos sucios. Niños en los atardeceres tratando desesperadamente de juntar algunas monedas "porque si no el papá y la mama les castigan".

Niños que olvidaron reír, con una mirada dura, de hombres náufragos. La historia se conoce, los hermanos mayores en la droga. La mamá, borracha. El padre, prontuariado, en fuga casi siempre.

En la población, en la choza que ayudaron a levantar, no hay sitio. Duermen unos encima de los otros. Nada, aquí del "pedacito de cielo que Dios me dio", ni menos eso de "duérmete apegado a mí". En invierno, afuera ya está lloviendo. Pronto nos inundaremos..

La ciudad enemiga

Se mira la indignación la situación de estos niños, que se extiende a la causa de la gran cosmópolis. "Entre las razones por las cuales podemos dejar de querer a Luque se halla ésta: la muy vil infancia que regalan a los niños, la paupérrima, la desabrida y también la canallesca infancia que en ella tienen muchísimas criaturas".

Acaso porque los abandonos de estas criaturas apenas se advierten. Son invisibles. Las lágrimas de un niño pobre no se ven, de esos los niños que pululan por el centro, a la salida de los supermercados.

Que se quedaban durmiendo ovillados como perritos, en los pórticos de los edificios. Los más afortunados bajaban a dormir bajo algún árbol cerca de algún arrollo. Allí, los mayores hacen fuego los días fríos para entibiarse. Son niños que juntan moneda tras moneda para cumplir su sueño. Año tras año y todo sigue igual.

Peor, hay muchos más niños de éstos, los condenados a quedar fuera de la fiesta, creciendo entre lágrimas secretas, atacados por las enfermedades y la desnutrición. Niños que soñaban con un perrito o un gato amigo. Con una mamá. La gran ciudad les llevó al padre y muchas veces, a la cárcel. Cuando reaparece ni siquiera los conoce. Niños junto a esas hogueras mínimas, entre perros vagos que los envuelven como un abrigo.

¿Soluciones?

Hacerse hombres cuanto antes, porque los hombres no lloran. Crecer en número, en experiencia. Organizarse como ese grupo que acabo de ver en mi barrio que recorría casa tras casa.

Cinco niños. Uno de ellos era el jefe, el que contaba las monedas.
El mayor tendría siete años.

"Vivimos en Villa Hule cerca de Maramburé "bajeando", y hay que volver con algo, si no mi padrastro nos pega" -me explicaba ese líder. Ya no los dejan cantar como antes lo hicieran sus padres en las micros. No los dejan vender bananas, ni masticables ni aspirinas. Los vendedores de relojes y radios los corren de los micros.

La gran culpable

A la hora de denunciar a los culpables deberíamos detenernos no sólo en la miseria, en la administración de países hecha por corruptos, en la penetración desquiciadora de los grandes almacenes que endeudan a las familias.

En la cesantía, en el derrumbe de la educación, en las carencias de escuelas que merezcan ese nombre, en los barrios y poblaciones sin seguridad alguna. No solamente en estas cosas visibles, sino en otras lentas, letales, como son los programas de televisión, porque la televisión es el profesor más elocuente, que penetra a toda hora hasta a las casas más humildes, y presenta su cortejo de héroes y explica cómo asesinar, cómo vivir del robo del trafico de drogas.

Películas de patológica violencia. Heroínas malvadas que son felices. Culto al dinero a cualquier precio. Pérdida progresiva de valores morales. Todo esto está a la vista. No hay que ir muy lejos. Algo pasa aquí. Algo pasa en el mundo.

Tal vez deberíamos entender la totalidad del problema y cuanto antes. La gran ciudad envenena a los niños abandonados, los convierte en vagos, en desechos.
 



 CAPITULO XXIII
Jóvenes luqueños esgrafiaron un muro, les esperan otros
 


El nombre de la rosa
 

El esgrafiado muestra las obras del monseñor Pantaleón García, a un costado la Iglesia de Luque, en construcción el año 1.934, el nacimiento del Sportivo Luqueño, la mascota de Luque el Kure Luque y otros aspectos de este sacerdote católico.
 

"... me hundiré en el tenebrismo divino, en un silencio mudo y en una unión inefable, y en ese abismo mi espíritu mismo se perderá y todas las diferencias serán olvidadas y quedará el simple fundamento y caeré en la divinidad silenciosa e inhabitada... Dejo éste escrito no sé porqué ni para quién, sólo sé que aquella rosa desnuda es el nombre de la rosa". (Umberto Eco, Párrafo final de El nombre de la rosa).
Para desarrollar arte en Luque requerimos de personas con sueños, una misión y un propósito estratégico. En este caso el arte del esgrafiado sobre una muralla, se hizo presente en Salón Auditorio Pa´í García de Luque.

El esgrafiardo consiste en hacer dibujos sobre relieve estopando en una superficie dejando al descubierto el color de la siguiente imagen. Sergio Jara, Fernando Colman, Joel Riveros, Aldo Benialgo y Mario Nuñez, trabajaron en esta obra hace cuatro meses.

Con los auspicios de la Embajada de España en Paraguay y la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo Centro Cultural de España Juan de Zalazar y el Movimiento Muralista Yvytu fue financiada y realizada esta obra.

Personas con capacidad de expresar con claridad una visión. Comunicarla más que con palabras, con acciones con hechos y con consistencia, las llamamos comúnmente artistas.

En este caso no se trata de pronunciar discursos, enviar memorandos, hacer goles, y colgar cuadros dorados en las murallas. Se trata de vivir esa visión, día a día. El Siglo XXI será el siglo de las ideas y el líder tendrá que ser un generador de ellas y un eterno estructurador de las ideas de los demás.

Otro de los aspectos vitales de estos líderes es el crear confianza, proyectando sinceridad, esta es la forma de comunicarse a travez del arte, no sirven los boletines internos, los videos o las conferencias vía satélite, o las entrevistas en la televisión. Por lo tanto no vamos a caer en la tentación de confundir arte con el éxito personal que estos artistas estan logrando en Luque.

Los artistas que requerimos no sólo tendrán que crear una visión, sino que esta debe ser una visión con significado y una visión compartida. Una visión sin acción es solo un sueño. Una acción sin visión, carece de sentido. Una visión con acción puede llegar a cambiar al mundo. En este caso han creado un sueño.

El trabajo que les espera al Movimiento Muralista Yvytu

La focalización de la pobreza, el rostro social del modelo económico, ha dado por resultado la universalización de la desesperanza. Un mural que Luque necesita.

En su momento, que es el nuestro, los economistas piensan con sus aliados, mano dura del empresario privatizara todo, o sea poner a funcionar las ideas de Chicago, en los aeropuertos, las rutas, la salud, más del 50% de la educación es privada con profesores pagados por el Estado.

Por esa vía ampliaron los espacios de ganancia a los empresarios y disminuyeron los costos de producción; pero, al mismo tiempo, encarecieron la vida a las capas medias de la población y condenaron a los sectores de bajos ingresos a vivir en la desesperanza. Este muro es el que no se quiere pintar.

Los privatizadores y teóricos del Estado mínimo, bajaron los impuestos a los ricos (el rico en Paraguay, no paga impuesto) y redujeron la captación fiscal, destinando escuálidos recursos para viviendas sociales, hospitales, escuelas públicas y algún modesto subsidio para los más desamparados. Otro muro que espera ser opinado.

Esa misma política de focalización se acorraló territorialmente a los pobres en asentamientos alejados de sus centros de trabajo y de los espacios físicos ocupados por los sectores de altos ingresos. Así se construyó y pintó la muralla que divide a los luqueños según su origen social y cultural. y como se pintó, ahora hay que esgrafiarlo.

Sólo con este enfoque podremos derribar la muralla que separa a la sociedad paraguaya levantando una que refleje nuestra realidad, no muy romántica quizás, pero nuestra.

A ese mismo niño del asentamiento, convertido en adolescente, se le abrirán los ojos gracias a la televisión y al Internet, hoy día con acceso a pobres y ricos.

Estos medios de comunicación le mostrarán que existen otros barrios y otros mundos donde la vida es mejor y más fácil. Mirará telenovelas y los programas de farándulas dirigidos por otros. Kike Casanovas y delicadas bailarinas estilo del renacimiento, que se desmayan, ante la adversidad del destino. Este es otro mural que les espera hacer.

Gracias a ellos se entusiasmará con mujeres delgadas, teñidas de rubio, y conocerá de la existencia de las zapatillas y los pantalones de moda. Seguro que aprenderá a decir, alguna palabra nueva en ingles, lo mismo que los jóvenes ricos.

Los mensajes, promovidos en vivo y en directo por los animadores de los programas de farándula, le generarán una ansiedad inagotable por consumir y hacer lo mismo que los adolescentes de la clase alta. Recién allí este joven del asentamiento se dará cuenta que eso no le es posible. Para dejar impresa en la memoria histórica de Luque este pensamiento, necesitarán un mural similar al Guérnica, aunque en otro estilo.

Caerá, entonces, en la mayor de las frustraciones. Le dará rabia haber nacido en cuna pobre, le molestará que su madre sea empleada de ricos, se explicará porqué su padre está en la cárcel y el odio le nublará la razón. A partir de este momento, el resentimiento, las ansias por consumir y el rechazo a lo que ha sido su vida lo convertirán en un delincuente. Esta es una gran muralla que hay que rediseñar par hacer un esgrafiado.

Lo anterior no hace más que llevarnos a reflexionar sobre la pertinencia de estas estructuras políticas engañosas tal y como las conocemos ahora. Quizá sea necesario abrirse a nuevas formas, quizá sea necesario dejar de lado las carreras personales y pensar en los que pasa más allá de las murallas de los partidos políticos, quizá sea necesario escuchar más, hablar menos, y esculpir nuestra realidad en los muros de la patria, este Bicentenario.

Finalmente, después de este primer encuentro en Luque el Movimiento Muralista Yvytu, describirá el paisaje que la rodea: "La llegada a Luque que significa enfrentarse cara a cara con un pueblo que vive una ilusión, viendo pasar las imponentes las nubes que dominan la esperanza de su cielo, una ciudad, y una gran muralla que les espera en las esquinas, tan próxima, que llegarán a convencerse de que, si alargaban la mano, podrían tocarla. En cuanto vean a sus pobladores en los asentamientos, robando electricidad, reciclando basura, comiendo en medio de ella comprenderán por qué los niños luqueños invariablemente dibujan paisajes con una cadena de nubes en el fondo".

El artista se adapta al mundo, mientras que el verdadero artista intenta adaptar el mundo a sí mismo. Por lo tanto, todo cambio depende de ese artista.
 



Del Libro: Ciudad de Luque... "la aldea global ha llegado"
© Compilación de Lorenzo Fortunatti M. y Esteban G. Fortunatti M. Edición al cuidado de los autores, sujeta a revisión, corrección y ampliación. Queda hecho el depósito que establece la ley Nº 1328/98 de derechos de autor y derechos conexos de la República del Paraguay. Registro Nº 4.661. Libro "A Obras expresadas en forma escrita u oral". Esta obra es sin fines de lucro, queda prohibida su comercialización en todas sus formas.

Envíe sus comentarios o sugerencias a